viernes, 27 de noviembre de 2020

Según indicó la compañía, seis de cada 10 organizaciones han acelerado sus procesos de transformación digital por la pandemia

LR

La pandemia ha sido un catalizador de la digitalización en el país. No solo en el comercio, cuyas cifras de compras por internet se dispararon durante los últimos meses, sino también en todos los sectores de la economía.

Según un estudio de IBM, seis de cada 10 organizaciones han acelerado sus procesos de transformación digital debido a la pandemia. Asimismo, 66% de los ejecutivos encuestados aseguró haber completado iniciativas en las que anteriormente encontró resistencia.

Si se tiene en cuenta que 75% de las personas que están utilizando canales digitales por primera vez en la pandemia seguirán utilizándolos cuando las cosas vuelvan a la "normalidad", este es el momento para que cada vez más empresas den este paso, para el que necesitarán de asesoría y buenas herramientas.

Por ejemplo, resulta clave entender que, si antes se hablaba de la importancia de la transformación digital, ahora se debe acelerar la reinvención digital exponencial, que conduce a la hiper colaboración, la conveniencia y la personalización, con tecnología humanizada a través de la inteligencia artificial.

Frente a esta coyuntura resulta evidente un mayor uso de la nube, la importancia de la ciberseguridad y del uso de tecnologías como AI o blockchain para ofrecer un servicio mejor y más confiable al cliente.

IBM, multinacional de tecnología, ha abarcado diferentes sectores de la economía durante 2020, año en que muchas convenciones e ideas conservadoras sobre la digitalización tuvieron que ser radicalmente aceleradas en unos pocos meses.

Por ejemplo, en cuanto al sector de alimentos, la Federación Colombiana de Cafeteros, en alianza con IBM y Farmer Connect presentaron una aplicación basada en blockchain para conectar a los consumidores de café con los agricultores. La herramienta permite a los clientes apoyar a los cultivadores y optimizar la transparencia durante el proceso de venta.

Frente al covid-19, IBM y el Gobierno Nacional, a través de la Consejería Presidencial para la Transformación Digital, lanzaron un nuevo asistente virtual con Inteligencia Artificial (IA) para proporcionar a los ciudadanos respuestas ágiles, 24/7, a las preguntas sobre el virus, a través de un sitio web.

IBM Watson Assistant for Citizens toma los datos disponibles en las fuentes externas y responde a los ciudadanos información oficial previamente validada por el Gobierno Nacional. El asistente virtual fue capacitado por un equipo de expertos colombianos conformado por el equipo de la Consejería Presidencial para la Transformación Digital e IBM.

En ese mismo sector, con el uso de la tecnología IBM Blockchain, basada en Hyperledger Fabric, para el seguimiento, control y abastecimiento de dispositivos médicos como catéteres, marcapasos, entre otros, la Clínica Las Américas Auna de Medellín ha realzado la atención a sus pacientes.

Debido a la implementación de esta solución de tecnología blockchain la clínica consiguió reducir a tan solo 24 horas las entregas de insumos, en un 90% el tiempo de facturación y en 60% los errores en las órdenes de compra.

También, en el sector educativo, IBM y la Universidad EAFIT anunciaron una colaboración que convierte a la universidad en la primera institución en América Latina en desarrollar el curso de computación cuántica de IBM Skills Academy. La institución también empezó a ofrecer en este convenio programas de Blockchain, Inteligencia Artificial, Data Science, ciberseguridad, Internet de las Cosas (IoT) y Design Thiking.

A futuro, según información de IBM, 100% de los empleos, industrias y profesiones serán transformados por la inteligencia artificial, por lo que estiman que en los próximos tres años más de 120 millones de trabajadores tendrán que volver a entrenarse y calificarse.

Colombia, como economía en desarrollo, necesitará de al menos 62.000 profesionales en tecnologías de la información, que deben integrarse a los cerca de 586.000 que ya requiere América Latina.