miércoles, 19 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Merian Araujo - maraujo@larepublica.com.co

Con casi 28 años en el sector de la educación profesional de Colombia, el Inalde Business School se despide de Pedro Niño Rodríguez, quien durante los últimos 10 años estuvo a cargo de la dirección general del instituto, y nombró en el cargo al profesor Luís Fernando Jaramillo, quien hasta el momento venía trabajando como docente investigador, director del área de Marketing y director de la Maestría en Dirección de Empresas de la escuela.

En diálogo con LR, Jaramillo habló sobre esta nueva oportunidad en su carrera profesional y planteó algunas de las necesidades que debe asumir la academia frente a la enseñanza de negocios.

Luego de varios años trabajando en el instituto, ¿qué significado tiene este nombramiento como director del Inalde?
Hasta ahora, son 20 años dedicado a la escuela, en donde caben destacar diferentes proyectos y experiencias: he sido director del MBA, director del programa de presidentes, de mi área de marketing durante muchos años. Este nombramiento significa un reconocimiento a esos años de trabajo que hemos hecho los profesores.

¿Cuál es el enfoque de trabajo que ha caracterizado a la escuela durante sus casi 28 años?
El Inalde está volcado a la formación directiva y trata de ser un ambiente en donde se pueda formar y discutir el mundo de los negocios. Es decir, nosotros tratamos de formar la alta dirección, en primera instancia, y ofrecerles el conocimiento actual sobre las distintas áreas del Management. Además procuramos que cuenten con un espacio, en donde los directivos se puedan retroalimentar entre ellos de buenas prácticas y experiencias de cómo deben mejorar en las compañías.

¿Qué programas ofrecen para esa formación?
El instituto ofrece un programa para presidentes que se llama Pade (Programa de Alta dirección Empresarial), un Programa de Desarrollo Directivo (PDD), para el segundo y tercer nivel de las organizaciones; el Latin American Management Seminar (Lams). Estos, entre otros, son programas que se llaman “executive education” (educación ejecutiva) y tienen una duración de cinco meses, siempre usando la metodología del caso, siempre en el ámbito de la discusión del tema.

¿Ofrecen servicios externos?
Sí. Nosotros tenemos dos versiones de MBA, una que hacemos los fines de semana para gente ejecutiva con mínimo cinco años de experiencia y con vocación directiva; y otra intensiva, en donde las personas vienen tres días al mes, de forma continua. Además de eso, hacemos otros programas “in companies”, diseñados sobre medidas para las empresas que nos lo solicitan para su personal directivo.

¿Cuál es el diferenciador de la enseñanza del Inalde frente a otros institutos?
Nosotros creemos que hay que darle un valor más humano a las empresas, hay que darles un sentido más antropológico y no solo del desarrollo de la técnica o la estrategia de crecimiento. No todo lo de las empresas se resume en las inversiones. Para Inalde, el hombre es el centro del desarrollo de las empresas y nos enfocamos en incentivar ese sentido humano para que las compañías también creen sus planes pensando en el bienestar del hombre mismo.

¿Qué proyectos tiene para la escuela?
Creemos que las escuelas de negocio tienen que influir mucho más sobre el papel que juega el empresario en la vida de la sociedad, como un todo. También, vamos a fortalecer los temas de ética, de responsabilidad social y formación en conciencia sobre el impacto de las empresas en el desarrollo social.

La opinión

Pedro Antonio Niño Rodríguez
Exdirector general de inalde

“En Inalde somos conscientes del importante rol que juegan las escuelas de negocios en el crecimiento del país”.