El contrato celebrado entre el gobierno peruano y la filial Edemsa Perú fue por US$292 millones y se firmó hace dos años

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

El Grupo Ethuss, compañía colombiana que opera en el sector infraestructura, energía eléctrica, TIC, petróleo y gas y minería y metales, anunció que para el segundo trimestre del próximo año entrará en operación el proyecto el cable subacuático de fibra óptica en el Lago Titicaca, en Perú, el cual está a cargo de su filial en este país Edemsa Perú.

La compañía tiene a cargo tanto el diseño como la construcción de las obras para la instalación del cable subacuático de fibra óptica, un proyecto para el cual el Grupo, dirigido por William Vélez, y su filial, celebraron contratos por US$292 millones con el Gobierno peruano en mayo de 2018.

De acuerdo con la empresa, para la puesta en marcha del nuevo cable, se dispondrá en total de una red de 5.800 kilómetros de fibra óptica y 830 nodos de antenas microondas, y gracias a este proyecto, se podrán llevar servicios de internet de alta velocidad a comunidades apartadas de esa región del Perú, en los límites con Bolivia.

La filial peruana de la compañía está a cargo del proyecto para la conectividad de banda ancha para las regiones de Puno, Junín, Moquegua y Tacna, a través de la empresa Orocom, una compañía que se creó especialmente para este propósito y el desarrollo del proyecto.

Según Jairo Albeiro Cossio Mesa, director general de Edemsa Perú, la puesta en marcha del sistema permitirá la conexión de 942 localidades con internet inalámbrico gratuito, lo que beneficiará a cerca de 800.000 habitantes y a 2.267 instituciones como centros educativos, comisarías y puestos de salud.

“El logro de ingeniería es notable, ya que fue necesario el desarrollo de un proyecto puntual, sin precedentes, que permite el tendido de cuatro kilómetros de cable de fibra óptica bajo las aguas del ancestral Lago Titicaca, ubicado a 3.800 metros sobre el nivel del mar, para llevar la señal de internet de alta velocidad; inicialmente a la isla de Anapia”, dijo Cossio Mesa.

Justamente, los habitantes de Anapia, una población de 1.800 personas, serán los primeros beneficiados con el proyecto, pues tendrán acceso sin costo a través de la red a múltiples espacios digitales, a atención médica y a sus sedes educativas.