Ron Marzel, CEO de Cannavida, dijo que sembrarán tres hectáreas de marihuana en Barichara, Santander.

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co

El negocio de cannabis medicinal podría ver luz este año. Las empresas Cannavida, Khiron, PharmaCielo y Medcann ya lograron todas las licencias de procesamiento, cultivo de cannabis psicoactivo y no psicoactivo, y ahora se preparan para iniciar su actividad comercial.

La firma de origen colombiano y capital canadiense, Cannavida, eligió al municipio de Barichara, Santander para instalar sus cultivos. Esta compañía dispone de un área de 17,5 hectáreas, de las cuales tres se usarán en la siembra de cannabis para producir extractos concentrados de esta planta.

Aunque las condiciones geográficas del terreno son ideales, los habitantes de Barichara han manifestado su desacuerdo con el proyecto debido a temas como el uso del agua.

Ante eso, Ron Marzel, CEO de Cannavida, aseguró que están trabajando de la mano de la comunidad en proyectos que mejoren sus condiciones, además dijo que “este año será trascendental porque se inician los cultivos de cannabis medicinal”. A eso se suma las cuantiosas inversiones: en los próximos 14 meses, se destinarán US$7 millones en construcción y US$2 millones en la operación de su cultivo, el cual podría generar 70 empleos directos en este primer año y otros 60 en 2019.

“Estamos seguros que este año es trascendental para empresas del sector, dado que se inician los cultivos de cannabis de uso medicinal. Tenemos unos retos enormes para consolidar la industria, falta mucha comunicación, hay mucho desconocimiento y temor por parte de la comunidad, estamos trabajando en ello”, mencionó el directivo.

LOS CONTRASTES

  • Sydney HimmelPresidente de la Junta Directiva de Khiron

    “Vamos a trabajar con la Asociación Colombiana de Neurología. El trabajo con la comunidad médica podría tomarnos un año y medio en Colombia”.

  • Ron MarzelCEO de Cannavida

    “Estamos seguros de que sea quien sea el próximo presidente de Colombia verá los beneficios que trae esta industria a cientos de miles de pacientes y a la economía”.

Khiron ya tiene asignado un cupo suplementario de 300 plantas de cannabis psicoactivo. La empresa obtuvo el aval del Ministerio de Justicia para tener 292 plantas dedicadas a la producción de semillas para siembra y ocho plantas para usar en fines científicos.

Esta empresa tendrá sus cultivos en el Tolima, donde además contará con dos laboratorios en los que invertirá US$1 millón. Hasta el momento, Khiron ha destinado US$18 millones para cumplir con temas como seguridad, adecuación de los cultivos y protocolo, según Sydney Himmel, presidente de la junta directiva de la firma.

La colombiana Medcann también consiguió las licencias para investigar y procesar medicamentos de cannabis. Inicialmente, tendrá un cultivo de 10 hectáreas en el municipio Fuente de Oro, Meta. Su objetivo es atender el mercado local y exportar a mercados como Canadá y Alemania.

En Rionegro, Antioquia también se producirá cannabis medicinal gracias a PharmaCielo, compañía que generará extractos de aceite medicinal en un lote de 12,1 hectáreas.

La regulación del cannabis medicinal inició en 2015, cuando el Gobierno expidió el Decreto 2467 con el fin de otorgar las primeras seis licencias de transformación de cannabis a Cannalivio, Pideka, Ecomedics, Econnabis, Cannavida y Pharmacielo.

Luego de que se aprobara la Ley Galán, que creó el marco legal para el uso médico y científico de la planta, se sumaron Med Colombia, Cannabis Medical Group, Medcann Colombia, Colombian Organics, Canmecol y Khiron Colombia.

Sector percibe que hay estabilidad jurídica en el país

El panorama político no parece amenazar los proyectos de las productoras de cannabis medicinal. Según Ron Marzel, CEO de Cannavida, “en Colombia se ha creado y establecido una base legal que soporta las empresas que están trabajando en el sector del cannabis medicinal”. El directivo dijo que este es el año de la consolidación de una política pública que implementó el gobierno hace apenas un año, y está seguro de que el próximo presidente valorará todos los beneficios de la industria.

Lea la entrevista completa con Ron Marzel, CEO de Cannavida