Los ventiladores mecánicos de la iniciativa InnspiraMED están cerca de estar en clínicas y hospitales, dependen de las últimas pruebas y autorizaciones del Invima

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

Cuando arrancaba la crisis sanitaria producida por el covid-19, una de las primeras iniciativas de solidaridad empresarial que salió a la luz fue InnspiraMED, proyecto de la Andi, articulado por Ruta N y financiado principalmente por Postobón, con la cofinanciación de Brinsa y la Fundación Bancolombia, que articula a más de 50 empresas y entidades de Medellín para producción de respiradores mecánicos de bajo costo. Estos artefactos ya están muy cerca de llegar a los hospitales y clínicas del país, a la espera de permisos del Invima, de acuerdo con Gabriel Sánchez (GS), gerente de la iniciativa InnspiraMED y Juan Andrés Vásquez (JV), director de Ruta N.

En entrevista, los ejecutivos confirmaron que uno de los prototipos que están ensayando está también haciendo pruebas en Estados Unidos y que ya están listos para empezar la producción en serie de estos respiradores mecánicos para distribuirlos, tan pronto como sea posible, por diferentes partes del país, dependiendo de las necesidades que exprese el Gobierno para llevar a cabo el adecuado control de la pandemia y de los casos críticos.

¿En qué etapa de desarrollo están los respiradores de la iniciativa InnspiraMED?
JV:
Ha sido un esfuerzo de articulación increíble y vamos en la etapa final. Ya superamos asuntos esenciales como el diseño de los prototipos, la financiación por parte de Postobón con $9.000 millones, las pruebas preclínicas. Ahora estamos a la espera de la autorización para las pruebas en humanos. En paralelo, probamos la capacidad de producción y hoy tenemos la tranquilidad de que estamos listos para la producción en serie.

¿Qué modificaciones o ajustes les ha pedido el Invima para los mecanismos?
GS:
Es importante aclarar que no nos han pedido modificaciones por el funcionamiento de los prototipos. Nos pidieron adicionar procedimientos complementarios que garanticen la seguridad de los equipos, como, por ejemplo, la compatibilidad electromagnética de nuestros prototipos con otros equipos que puedan estar en una unidad de cuidad intensivo (UCI). Esto ya se hizo en la Universidad Pontificia Bolivariana y no hubo inconvenientes.

¿Cuándo esperan que ya estén en las clínicas y hospitales?
JV: Esperamos que la iniciativa termine la fase de aprobaciones. Estamos trabajando en eso y contamos con el apoyo del Invima para habilitarnos dentro del marco normativo. Con base en eso, la entrega de los respiradores se hará de forma expedita a los hospitales y clínicas que determinemos entre del comité de entrega, en el cual participa el Gobierno Nacional, quien tiene el criterio claro sobre la necesidad de estos equipos en las diferentes regiones.

LOS CONTRASTES

  • Daniel Quintero CalleAlcalde de Medellín

    “Medellín ha iniciado una etapa inicial de producción de ventiladores, es un primer lote de 100 que van a ser utilizados para las pruebas clínicas”.

¿Es una iniciativa para beneficiar exclusivamente al sistema de salud de Antioquia?
JV:
No, esta es una iniciativa con impacto nacional. Nace en el ecosistema de innovación de Medellín y en la articulación que tenemos en la ciudad de las empresas, las universidades y el Estado. Siempre se ha pensado con perspectiva país.

¿Qué empresas los están produciendo y ya cuántos tienen?
GS:
La producción la hacen Auteco Mobility y Haceb. Estas dos empresas adaptaron líneas de ensamble y capacitaron a su equipo técnico para la producción. Han hecho un gran trabajo. En cuanto a producción, llevamos pocas unidades, pero lo importante es saber que estamos listos para hacer la producción en serie en el momento en que se cuente con la habilitación por parte del Invima.

¿Qué pasará si esos ventiladores no alcanzan a estar incorporados al sistema de salud antes de que llegue el pico de la pandemia?
GS:
Confiamos en que así sea, que estén, pues son equipos clave para atender a los pacientes en estado crítico afectados por el covid-19.

¿Estos respiradores están en proceso de aprobación en otros países, cómo avanza el tema?
GS:
Uno de los equipos de hace parte de la iniciativa InnspiraMED avanza también en la aprobación del uso del ventilador mecánico de bajo costo en los Estados Unidos, pues tiene también el interés de poder ponerlo a disposición del sector salud internacionalmente. Van bien, cumpliendo con los pasos requeridos en el marco de la emergencia global.