Beth Davies estará en Andicom 2019 y compartirá sus experiencias sobre su paso por empresas tecnológicas innovadoras como Tesla, Apple y Microsoft

Jorge Hernán Peláez

Beth Davies cuenta con más de 25 años de experiencia en cargos de liderazgo en empresas innovadoras como Tesla, Apple, Microsoft y GAP. Su larga carrera le permite explicar los detalles de cómo hacer del talento humano el principal activo para la transformación organizacional y es por eso que será Keynote Speaker en el Congreso Tic Andicom de 2019, que se llevará a cabo en Cartagena en septiembre.

En Al Paredón cuenta los detalles de su carrera, cómo una mujer se ha abierto paso en la industria tecnológica y otros detalles sobre su charla.

¿Cómo es trabajar para Elon Musk?

Trabajé para Tesla por seis años, que, por supuesto, es una de las empresas dirigidas por Elon Musk y cuando trabajas para alguna de sus compañías sabes que estás haciendo un trabajo que importa. Sabes que estás haciendo un trabajo que tiene el potencial de cambiar el mundo y trabajo que nunca había sido hecho antes. Así que lo que hace es que te permite ser realmente creativo. También te anima a tener un sentido de urgencia porque se tiene la sensación de que si no se hace ahora entonces no ocurrirá, y en este trabajo eso importa. Es un tipo de ambiente y la oportunidad de hacer ese tipo de trabajo, para mí, fue motivador, retador y me permitió realizar uno de los mejores trabajos de mi vida.

¿Cuál es, para usted, el futuro de la industria automotriz después de haber trabajado en Tesla?

El futuro de los carros, son los eléctricos. Cuando comencé en Tesla en 2010 creíamos, y la misión era, llevar al mundo a la transición hacia un sistema de transporte sostenible. Y algunas personas decían que BMW o GM están listos para desarrollar un automóvil eléctrico, pensando que eso era competencia y que nos asustaríamos. De hecho, nosotros lo veíamos como una señal de éxito porque si íbamos a llevar al mundo a la transición hacia carros eléctricos, no había posibilidad de que una sola compañía lo hiciera. Necesitamos que cada compañía de automóviles esté haciendo vehículos eléctricos. Lo que es interesante ahora, en 2019, es que nueve años después la gente ya está acostumbrada a los carros eléctricos, ahora asumen que los carros eléctricos serán el futuro. En 2010 la gente no estaba muy segura. Así que es muy emoc ionante ver donde estamos hoy comparados a donde estábamos solo diez años atrás y ¿dónde creo que estaremos dentro de diez años? Los carros eléctricos serán los dominantes del mercado.

Durante su trabajo en Tesla, la compañía tuvo un crecimiento impresionante en número de empleados. ¿Cuál fue el secreto para mantener la cultura en una compañía que crecía rápidamente?

Cuando empecé en Tesla éramos cerca de 800 empleados, cuando me retiré había 33.000. Fue solo durante seis años, así que eso es un crecimiento tremendo. ¿Cómo administramos ese crecimiento? Pues lo primero fue que nos enfocamos en la cultura de la compañía. Cuando traes a tantas personas tan rápidamente es muy fácil que la cultura se diluya y cada uno empieza a hacer las cosas a su manera a no ser que activamente le digas a cada empleado que ingresa: esto es quienes somos, así es como operamos, estamos felices de que esté acá, lo necesitamos, pero necesitamos que entienda y se adapte a nuestra La preservación de la cultura fue la clave para el crecimiento y fue lo que nos sostuvo como compañía.

¿Cómo fue trabajar con Steve Jobs?

Al principio de mi carrera tuve la oportunidad de trabajar en Apple. Comencé allí en el año 2003 cuando Steve Jobs todavía estaba al mando y fue una época increíblemente emocionante para estar en esa compañía. Fue una época en la que acababa de regresar de estar al borde de la muerte, así que recordarán que en los 90 Apple venía en declive y el mercado pensó que no iba a tener éxito.

Yo empecé en el momento en que el Ipad empezaba a crecer y comenzaba a ser exitoso y algunos pensaron que yo estaba loca por ir allá, pues pensaban que Apple no iba a prosperar, Así que trabajar en esa empresa fue emocionante porque en realidad sabíamos que lo podíamos hacer, sabíamos que regresaríamos y significó crear productos que la gente quería, que eran innovadores y entregar los productos a los consumidores de una manera que los deleitara. De esa manera, ser parte de eso y trabajar con gente realmente inteligente, fue increíblemente gratificante.

Recientemente usted recibió un reconocimiento de la Universidad de Indiana. Cuéntenos de qué se trata.

Así es. Me dieron una designación como Luminaria que se la otorgan a quien se ha graduado en Artes y Ciencias y luego de construir una carrera interesante. Me emocionó especialmente recibir este honor ya que lo que incluía era la oportunidad de volver al campus y conocer estudiantes, hablarles e inspirarlos sobre el mundo laboral y lo que podrían lograr al alcanzar su grado en Artes y Ciencias. Tengo un gran cariño por la Universidad de Indiana y fue un gran honor recibir esta distinción.

¿De qué se tratará su conferencia en Andicom 2019?

Estoy ansiosa de ir a Andicom en Colombia en solo unas semanas. El evento será sobre transformación digital y voy a hablar de nuestra gente y cómo debes combinar gente con la tecnología. Todos hemos visto que hay ideas realmente maravillosas para la transformación digital, bien sea automatizando un proceso o introduciendo robótica. Si a nuestra gente no se le incluye en esos cambios van a fracasar, o al menos no van a tener el impacto que queremos. Así que lo que voy a hacer es compartir historias de mi época en Tesla que ayudará a dar ideas y estrategias prácticas sobre cómo logran vincular a los empleados con grandes ideas. Porque hicimos mucho deseo en Tesla, así que compartiré esas ideas que todos pueden usar.

¿Cuál es su mensaje para las mujeres que están trabajando en la industria de la tecnología?

Trabajé para compañías increíblemente innovadoras como Apple, Microsoft y Tesla. Para las mujeres en estas compañías lo que les diría es “háganlo y luchen por ello”, hay muchos tipos de roles diferentes tanto en ingeniería como en manufactura, en ventas, en recursos humanos, hay muchas formas de contribuir así que les diría claramente: “vayan y háganlo, y una vez estén ahí apóyense mutuamente”. Estos ambientes pueden ser muy duros, de hecho son duros para todos, pero como mujeres podemos crear comunidad y ayudarnos unas a otras a tener éxito.