El rector de la Fundación Universitaria Compensar, Marco Llinás, los estudios deben también brindar experiencia de vida real

Salomón Asmar Soto - sasmar@larepublica.com.co

Además de la virtualidad, entre los mayores retos para el sistema educativo colombiano se encuentran la vinculación laboral de los egresados y las probabilidades de conseguir un primer empleo, preocupaciones que inquietan a las instituciones.

Para el rector de la Fundación Universitaria Compensar, Marco Llinás, los estudios técnicos, tecnológicos y profesionales no solo deben capacitar y formar a los estudiantes, sino también “brindarles experiencia de vida real”. El directivo habló sobre este y otros temas con LR.

¿Cuál es su perspectiva de los cambios que atraviesa en estos momentos la universidad?

Estamos buscando que todos los procesos formativos que actualmente tiene la universidad migren a la situación que vive el mundo y a las tendencias laborales que se están percibiendo. En este sentido, la universidad ha girado hacia un enfoque de emprendimiento 100% en cuanto al crecimiento del estudiante, cómo este enfoca su carrera y prioriza sus estudios para poder avanzar en sus proyectos propios.

¿Qué objetivos se han trazado para los estudiantes?

La idea es que el estudiante pueda salir después de graduarse a desarrollar actividades propias y a trabajar sus proyectos personales. Nosotros trabajamos de una manera que el estudiante tenga una relación directa con la vida real, a través de los diferentes ciclos que tiene la universidad: el técnico, el tecnólogo y profesional. Si decide emplearse, la idea es que este estudiante pueda ayudar a las empresas a desarrollar emprendimientos y desarrollar ideas desde su interior.

¿Cuál es la diferencia de su modelo con el tradicional?

Hoy hay instituciones dedicadas a formar profesionales más en el campo académico o de la investigación, pero nosotros pensamos en un orden más pragmático, enfocado a la elaboración de proyectos. Esto, a través de la implementación de un modelo pedagógico distinto enfocado en el desarrollo de competencias de liderazgo y la innovación.

¿Qué respuesta tiene la institución ante la crisis ocasionada por el covid-19?

La respuesta es la alternancia, y es la solución de todas las instituciones a la presencialidad en medio de esta pandemia. La Fundación Universitaria Compensar tiene un liderazgo muy grande en virtualidad, con más de 6.000 estudiantes en esas plataformas y un conocimiento importante en esta nueva tendencia. La universidad quiere garantizar la presencia en los momentos en que sea requerido, como son las prácticas empresariales.

¿Cuáles son los planes para el próximo año?

Para 2021 nosotros tenemos tres objetivos que queremos lograr a través de grandes inversiones que se han hecho en tecnología. Primero, que todos los docentes y plataformas de la institución estén actualizados y puedan prestar el mejor servicio. Segundo, consolidar la formación de profesores y la visión de la universidad en términos académicos. Por último, fortalecer vínculos con el sector privado y seguir en la senda de los 500 acuerdos con empresas que logramos en 2020.