miércoles, 19 de diciembre de 2012
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Ximena Ramírez - xramirez@larepublica.com.co

La noche del 17 de diciembre de 2011, cuando en una tanda de penaltis contra el equipo boyacense Patriotas, el América de Cali se condenó a un descenso impensado hacia la categoría B, se partió en dos la historia del equipo vallecaucano.

Este año, pese haberse jugado todas sus cartas para buscar el ascenso, sus pobres resultados lo sentenciaron a seguir en el mismo camino. Un camino que no solo acumula derrotas en la cancha sino en sus cifras como empresa.

Un año más en la B, no solo significa para su hinchada dejar de ver espectáculos futbolísticos de primera categoría. En las palabras del periodista deportivo Cesar Augusto Londoño, “una desgracia para el fútbol colombiano”. Su repercusión va más allá. Para el América, significa un golpe bajo en su economía, pues en 2013 dejará de recibir más de $4.800 millones en solo boletería y derechos de televisión.

Pareciese que el equipo 13 veces campeón colombiano, finalista de la Copa Libertadores en cuatro ocasiones, campeón de la Merconorte en 1999 y el que ostenta la hinchada más grande todo el país - calculada en 2,5 millones de personas- , está condenado a su desaparición.

El América, no solo pasa en la actualidad por su peor crisis futbolística, su situación financiera toca fondo con un déficit operacional de más de $900 millones al cierre de este año.

Sumado a esto, la empresa deportiva, está sometida desde el 2011 a ley 1116 de reorganización empresarial por no tener la liquidez suficiente para responder por sus pasivos que están en el orden de los $13.500 millones; $6.000 millones de pasivos laborales, $4.000 millones a proveedores y $3.500 millones le adeuda la empresa al municipio de Cali.

Por este motivo, el pasado mes de septiembre, el América recibió un ultimátum de la Superintendencia de Sociedades para ponerse al día con sus obligaciones financieras. De no ser así, sería inminente su liquidación, por lo que podría convertirse en el primer equipo de fútbol profesional en ser liquidado por esta entidad.

En este sentido, tendrá a partir de enero, luego de que se efctue la audiencia, cuatro meses para llegar a un acuerdo de pago con su acreedores que son más de 300. Ésta negociación será decisiva para la perduración del equipo escarlata en las canchas empresariales y deportivas del país.

De acuerdo con Edgar Navia, asesor jurídico del América, el equipo ya ha adelantado conversaciones con los acreedores y para el mes de febrero aspiran tener concretado el acuerdo de pago. “Planeamos un acuerdo para pagar nuestras obligaciones financieras en un periodo de 10 años con 2 años de gracia a partir de 2013, para poder resolver los otros pasivos que tiene la empresa”, sostuvo Navia.

Y es que las obligaciones financieras del América no paran allí, el equipo debe responder por un saldo de más $4.000 millones que le adeuda a Seguridad Social y la Dian.

Según Navia, eso explica la solicitud de dos años de gracia para el pago de la deuda de los acreedores. Así mismo, el directivo habló del plan de pago a estas dos entidades con recursos provenientes de la venta del 50% de los derechos deportivos del delantero Duván Zapata, que juega actualmente en el equipo argentino Estudiantes de la Plata y cuya transacción fue de US$1,2 millones.

Salvavidas a toda costa
Suponiendo que el América logre resolver el tema de los pasivos, la ardua labor para salvar la empresa continuaría, pues actualmente sus ingresos se encuentran en un estado crítico.

El principal obstáculo del equipo para conseguir patrocinio, es figurar en la Lista Clinton.

“Las empresas no nos voltean a mirar por eso, desde la sociedad se ha hecho el esfuerzo, se ha hablado con más de 30 empresas nacionales a las cuales les hemos ofertado nuestros servicios de publicidad y realmente no ha sido posible por este tema puntualmente”, dijo Navia.

Una marca que puede costar $4.000 millones al año en patrocinio, se ha visto empañada por la gran sombra del narcotráfico que ha llevado por años el equipo rojo. Al día de hoy los recursos que recibe la empresa por publicidad, son mínimos, este año apenas alcanzaron a llegar a $800 millones por parte de empresas como Emcali, Gulf, Salud Plus, Jaramillo Mora y Gandini Orozco.

No obstante, todo parece indicar que este panorama se va aclarar para 2013. Según Oreste Sangiovanni, presidente del América de Cali, las conversaciones con la Office of Foreign Assets Control (Ofac) han sido muy positivas pues se ha comprobado que el equipo ya no cuenta con recursos del narcotráfico y está siendo manejado con total transperencia. “La embajada de EE.UU. y la Ofac, han hecho una radiografía de todos los socios del América y todos estamos limpios de dineros ilícitos”. Dentro de sus accionistas se encuentran personas jurídicas respaldadas por empresas como Águila Roja, Gandini Orozco, Colboletos, entre otros.

Al concretarse la salida del equipo de la lista Clinton, Sangiovanni asegura que el América levantará nuevamente vuelo por la confianza que va a generar a las empresas interesadas en publicitar la marca.

En cuanto a la asistencia de los hinchas a los partidos depende que la empresa logre una estabilidad fiscal, pues el recaudo de boletería, constituye en el principal ingreso del equipo. En este aspecto la entidad ya empezó a barajar sus cartas con la contratación del director técnico Diego Edinson Umaña, por un valor de US$50.000 mensuales.

“La intención es realizar un proyecto a largo plazo que cumpla con ascender. Luego, avanzar con América en un proceso que logre establecer un plantel a futuro para competir por los títulos de la Liga y las clasificaciones a torneos internacionales, proyectando los juveniles de las divisiones menores” manifestó Sangiovanni.

Para los expertos , urge que el América ascienda de nuevo a la categoría A aunque no desconocen que la situación se torna difícil. “Debo admitir que me parece difícil, la B aveces es condenatorio o sino que le pregunten al Magdalena y al Bucaramanga”, concluyó Londoño.

Pasivos de los clubes de fútbol aumentaron 16%
Según un balance presentado por la Superintendencia de Sociedades, los pasivos de los 25 equipos que se convirtieron en sociedades anónimas pasó de $128.510 millones en diciembre de 2011 a $165.531 millones a septiembre de este año. Esto representa un aumento de 16%. Cinco clubes tienen la mayor concentración dentro del total de pasivos, con el 67%, en los cuales en orden descendente están Atlético Nacional, Once Caldas, Cúcuta Deportivo, Sociedad Anónima América y Junior F.C. Entre tanto, los ingresos operaciones de los clubes que están en la A sumaron $118.498 millones, los que están en la B totalizaron $16.539 millones.