La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Melisa Echeverri - mecheverri@larepublica.com.co

En vista de este flujo de pasajeros, compañías aéreas norteamericanas como United Airlines y American Airlines han apostado por hacer alianzas con aerolíneas de la región en el último año. Delta no se quedó atrás y lanzó una oferta para obtener 32% adicional del capital social del Grupo Aeroméxico, a un precio de US$2,6 por acción.

La empresa estadounidense, dirigida  por Edward H. Bastian,  ya cuenta con 4,2% de las acciones de Aeroméxico y tiene la posibilidad de adquirir 12,8% adicional, por lo que, si bien espera alcanzar 36,2% de los títulos con este negocio, podría llegar a tener 49,2% del capital social de la organización mexicana. 

Esta operación aún debe obtener el visto bueno de los accionistas. De hecho, según el diario El Economista,  una de las condiciones es la aceptación de la oferta de los titulares de al menos 25% de las acciones en circulación de Grupo Aeroméxico y la aprobación por parte de las autoridades antimonopolio en México.

Para Jairo Ferro, abogado especialista en derecho aeronáutico, Delta aportará “un programa de fidelización muy atractivo para los usuarios, así como mayores beneficios en cuanto a rutas y costos”. Asimismo, aseguró que por el músculo financiero de la línea aérea estadounidense, se podrían mejorar los servicios de Aeroméxico, con lo cual, terminarían beneficiándose los pasajeros.

Hasta hace unos días, Delta Air Lines fue una de las aerolíneas más sonadas para hacer una alianza con Avianca, pero terminó ganándose el puesto de socio estratégico United Airlines.

Cuando anunciaron esta alianza “estratégica-comercial”, Avianca y United afirmaron que tenían interés por profundizar la relación que han construido a partir de su sociedad en la red de Star Alliance, un acuerdo global que permite prestar servicios en 192 países a través de 28 aerolíneas afiliadas. 

Los términos de esta unión están pendientes de ser negociados, aún así, Avianca aseguró en un comunicado que “esta alianza podrá generar importantes oportunidades de crecimiento, sinergias y economías de escala para las dos compañías”.

Otra de las aerolíneas norteamericanas que buscó un socio local fue American Airlines. Hace un año, fortaleció lazos con el Grupo Latam Airlines, por lo cual, los usuarios de esta compañía ubicados en Brasil, Chile, Colombia, Paraguay, Uruguay y Perú podrán acceder a una red de más de 200 destinos de American, con más de 90 vuelos diarios entre Suramérica y Estados Unidos operados por ambos socios. 

Según especificó la aerolínea a LR, estos acuerdos están en proceso de aprobación por parte de las autoridades regulatorias competentes en los distintos países, excepto en Uruguay, nación que ya cuenta con la autorización correspondiente.

Para Alfonso Ávila, presidente de Easyfly, “la aviación en la región aún es muy incipiente, el número de personas que viajan es muy bajo y hay un gran potencial de crecimiento”. Además,  señaló que si bien los pasajeros movilizados no se comparan con los de Europa o Estados Unidos, en México, Brasil y Colombia se está migrando del transporte terrestre al aéreo. 

Flujo de pasajeros entre América Latina y EE.UU.

Más de 45,5 millones de viajeros se movilizaron en avión entre Estados Unidos y Latinoamérica entre enero y noviembre de 2016, según la Oficina Nacional de Viajes y Turismo de Estados Unidos. El Caribe fue el principal punto de salidas y llegadas, con un total de 20,9 millones de usuarios; seguido por Suramérica, con 14,1 millones de pasajeros y Centroamérica, con 10,4 millones de viajeros. Las aerolíneas norteamericanas que más tuvieron participación fueron United Airlines, American Airlines y Delta Air Lines. Por su parte, las ciudades que más tráfico tuvieron fueron Nueva York, Los Ángeles y Miami. 

Las opiniones

Jairo Ferro
Abogado especialista en derecho aeronáutico

“Estas movidas empresariales benefician al consumidor final de transporte aéreo. En el caso de Delta, tiene programas de fidelización muy atractivos para los usuarios”.

Alfonso Ávila
Presidente de Easyfly

“La aviación en Latinoamérica es muy incipiente, el número de personas que viajan en avión sigue siendo muy bajo, por lo que hay gran potencial de crecimiento”.