.
MÚSICA

Darío Gómez, el artista que se trasformó en empresario para llegar a la cima musical

miércoles, 27 de julio de 2022

Tras su muerte a los 71 años de edad, su empresa y emprendimientos quedan como un legado para el género popular colombiano

El 'rey del despecho' Darío Gómez falleció a los 71 años en Medellín. El icónico cantante no vivió una infancia sencilla; desde los 12 años tuvo que rebuscarse la vida con la intención de lograr desarrollar su carrera musical. El célebre artista logró producir 25 discos de estudio, y la mayoría de sus obras fueron producidas bajo su propia casa musical: la empresa Discos Dago Darío Gómez y Cia.

El máximo exponente de la música del despecho decidió, durante los últimos vestigios de los años 80, dar el salto de creador y autor a empresario musical.

Era un mundo en el cual ya contaba con varios años de experiencia, tras establecerse por muchos años en altos puestos de diversas agrupaciones y casas musicales, incluso como director creativo de Codiscos.

El artista antioqueño creó su propia disquera, y por medio de esta no solo produciría títulos musicales sino además se enfocaría en el apoyo de artistas juveniles, que veían en el histórico cantante un referente que les brindaba la mano para lograr llegar a la industria cultural. Es así como jugó un papel fundamental para el impulso del género que ahora se conoce como 'música popular', que se deriva de la ranchera pero hoy combina varios ritmos, matices e influencias.

Su empresa, Discos Dago, vio el desarrollo de su carrera musical, que lo llevó hasta la cima de la música popular colombiana. La empresa fue fundada formalmente el 27 de octubre de 1992. Para 2021, la razón social Discos Dago Darío Gómez y Cia S en C. reportó una caída de ingresos netos de 52,28%. Su activo total registró sin embargo un crecimiento de 0,76%. Y el margen neto de Discos Dago Darío Gómez y Cia S en C aumentó 1,48% en 2021, según señala Emis.

Pasando al plano de las presentaciones musicales, el artista colombiano era uno de los máximos exponentes del género y como tal cobraba. Su presencia en eventos para celebrar el final de año o veladas de despecho lo marcaron como un ídolo para todos aquellos que han vivido un mal amor. Según un informe del Diario El País, un concierto de Darío Gómez costaría en torno a los $40 o $45 millones. Además, los escenarios más comunes para el artista eran las plazas publicas en las diferentes ferias o celebraciones populares en las regiones.

Otro de los últimos negocios del Gómez fue incursionar en el mundo de los saludos por video. Un video personalizado del 'rey del despecho' se tasaba en la suma de $404.000. Por el otro lado, si el cliente deseaba un saludo para un grupo empresarial, algún tipo de entidad o sus empleados, el video podía ascender hasta los $2 millones.

Este sábado, Darío Gómez estaba llamado a engalanar la tarima del evento “Sírvalo pues, Bogotá”. Allí, 5.860 asistentes llorarán al ídolo del genero popular, junto a sus compañeros de carrera Paola Jara, Hebert Vargas, El Charrito Negro, Luis Alberto Posada y El Andariego. Para este evento los precios oscilan en $67.500 hasta los $130.000. El evento seguramente será utilizado para brindarle el último homenaje al artista y despedirlo al son de sus himnos al desamor.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE EMPRESAS

Medios 14/06/2024 Así es el proceso con el que la redacción elabora todos los días el diario La República

Un equipo dedicado tanto a lo digital como a la edición impresa se encargan de mantener a la audiencia actualizada sobre las noticias económicas, financieras y empresariales más relevantes

Transporte 17/06/2024 Más de 123.000 flotas saldrán de la Terminal de Bogotá durante época de vacaciones

Eduardo González Mora, Gerente de la Terminal de Transporte, espera que más de dos millones de pasajeros salgan de viaje

Hacienda 17/06/2024 Comercio no levanta cabeza y está cerca de cumplir año y medio de caída en ventas

Más de 81% de los empresarios de las encuestas aseguraron que sus ventas fueron inferiores o iguales a las acontecidas hace un año