Mientras las aplicaciones de movilidad pueden generar ganancias diarias de $200.000, quienes manejan un taxi obtiene solamente entre $60.000 y $65.000 por día

Laura Neira Marciales - lneira@larepublica.com.co

La falta de regulación por parte del Ministerio de Transporte y el Ministerios de las TIC sobre las aplicaciones de movilidad ha hecho que las discusiones alrededor de la legalidad de estas plataformas continúen, llegando a congregar a más de 20.000 taxistas quienes protestaron en Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga y Barranquilla.

Una de las quejas de los conductores de taxi es que están en desventaja pues tiene más gastos que los conductores de estas aplicaciones, pues mientras un cupo para manejar taxi puede llegar a costar entre $70 millones y $85 millones, los más de 88.000 conductores de Uber, Cabify, DiDi, Beat, Picap e InDriver no tienen que pagar nada por inscribirse y trabajar con ellas. Además, las comisiones son mucho más bajas y las ganancias aumentan.

Con el fin de comprobar este último punto LR realizó el ejercicio de hablar con diferentes conductores de taxi y de plataformas para indagar por cuántos viajes podrían hacer al día, cuánto les cobran de comisión y cuánto es su ganancia.

En el sondeo se encontró que los conductores de las aplicaciones de movilidad pueden ganar hasta seis veces más que quienes manejan taxi, pues los primeros tiene una utilidad de $60.000 diarios en promedio, mientras que en las apps pueden lograr $180.000 o hasta $400.000 por día, según la aplicación y el servicio que brinden dentro de esta.

Uno de los conductores de taxi, que prefirió reservar su nombre, aseguró que ellos debían pagar a los dueños de los carros o a las administradoras entre $85.000 y $115.000 diarios, además que deben tener en cuenta otros gastos como la gasolina y puede estar entre $35.000 y $50.000, así como el mantenimiento de los mismos, lo que baja su ganancia.

Por su parte, Alexis Castro, quien conduce taxi hace más de 18 años, explicó que “algunas administradoras no permiten manejar los horarios, pues tienen controles y GPS en los carros, que los prenden a las 5 a.m. y los apagan a las 11 p.m. sin importar donde estemos, por lo que a veces nos ha tocado dormir en ese punto hasta el otro día, o pagar un recargo de $7.000 por hora extra”.

Freddy Castro, quien fue taxista por más de 10 años y ahora trabaja con Uber, aseguró que “cambió porque ya no era rentable. Hay administradoras que cobran una comisión muy alta, ponen condiciones de trabajo poco cómodas o convenientes y no brindan beneficios como si lo hacen plataformas como Uber, con la que, por ejemplo, acabo de recibir un bono de $2 millones por haber cumplido la meta de viajes”.

En este sentido, otro de los conductores de esta plataforma, también aseguró que “ahora hay otro reto de completar 300 viajes en un mes y Uber le completa al conductor las comisiones para que llegue a tener $5 millones”.

Es importante resaltar que solo en la capital del país el negocio de los taxis mueve $2,9 billones, pero ese monto se ha visto afectado por el ingreso y la falta de regulación de las apps que están realizando cerca de 300.000 viajes cada día.

Juan Pablo Bocarejo, secretario distrital de Movilidad, resaltó que “tenemos un problema porque por un lado el Ministerio de Transporte dice que estas aplicaciones son ilegales, pero por otro lado el Ministerio de las TIC permite que todos los colombianos tengamos acceso a ellas sin ningún problema”.

Asimismo, agregó que “compartimos algunos de los intereses de la marcha, luchamos contra la ilegalidad y hemos logrado suspender más de 6.000 licencias de personas que usan estas aplicaciones”.

Alejandro Arbeláez, gerente de operaciones Beat Colombia, afirmó que “en el sector de movilidad urbana, urge la creación de un ambiente de convivencia y coexistencia entre las aplicaciones y los modelos tradicionales de transporte”, y agregó que “Beat es una compañía abierta y dispuesta al diálogo, creyendo en esta como la mejor vía para encontrar acuerdos, con situaciones como la vivida ayer, los más afectados son los pasajeros a quienes se les está limitando la oferta de transporte”.

Por el lado de Uber, compañía que está en Colombia hace más de seis años y que cuenta con cerca de 88.000 socios conductores, aseguró que la solución para generar una convivencia entre los dos modelos es trabajar en un marco integral y de doble vía, pues “se requiere prioritariamente de una reglamentación que reconozca la categoría de servicio de transporte privado intermediado a través de plataformas tecnológicas”, y resaltó que “estamos dispuestos a buscar aproximaciones con todos los actores, incluido el gremio taxista, con el fin de generar un espacio de diálogo en el que surjan ideas y soluciones que definan un nuevo escenario para todos con respeto y reconocimiento”.

Ahora, aunque las plataformas dicen estar abiertas y dispuestas a dialogar con los gremios y el Estado, con el fin de llegar a un acuerdo, el Secretario Distrital de Movilidad, también afirmó que su compromiso en la lucha contra la ilegalidad es continua, por lo que “Uber tiene una acción penal de la Secretaria por haber usurpado funciones que son exclusivamente nuestras como las de definirle las tarifas a los usuarios y también pusimos una denuncia ante la Fiscalía contra Picap, porque presta un servicio que pone en peligro la seguridad de los ciudadanos”.

Uber también dijo que su idea era proporcionar un servicio que sirviera como “complemento de la oferta de transporte público existente, con un uso más eficiente de los vehículos privados” y que “la reglamentación del servicio privado de transporte intermediado por plataformas y consecuente desregulación del transporte público individual tipo taxi, entendiendo sus diferencias, es un paso acertado en ese anhelo de coexistencia. Los avances tecnológicos van más rápido que los marcos regulatorios, es tiempo de que Colombia avance, como lo han hecho más de 135 jurisdicciones en el mundo”, concluyó.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro ArbeláezGerente de operaciones Beat Colombia

    “En el sector de movilidad urbana urge la creación de un ambiente de convivencia y coexistencia entre las aplicaciones y los modelos tradicionales de transporte”.

  • Juan Pablo BocarejoSecretario Distrital de Movilidad

    “El Ministerio de Transporte dice que estas apps son ilegales, pero por otro lado el de las TIC permite que todos los colombianos tengamos acceso a ellas”.

Oposición a los vehículos privados y sanciones, razones del paro de taxis

Entre las razones de los taxistas para hacer el paro manifestaron una oposición a los vehículos privados que trabajan por medio de las plataformas de transporte ya que estarían bajando sus ingresos 50%.

Esto se suma a las que consideran altas sanciones diarias, altos costos operativos y pago de impuestos, así como la consideración de que hay una persecución del Distrito al gremio, que en la capital cuenta actualmente con más de 50.000 taxis registrados y 56 empresas operando.