La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Sergio Rodríguez - srodriguez@larepublica.com.co

Pero 134 años después, la firma, ahora conocida como Corona, busca suministrar cemento para la adecuación de vías de cuarta generación, proyectos de infraestructura  y la construcción de vivienda. Para hacerlo, construirá una planta cementera de US$370 millones en alianza con la española Cementos Molins.

La fábrica, que estará ubicada en Sonsón (Antioquia), producirá más de 1,3 millones de toneladas de cemento por año. Esta cifra representa 7% de la producción nacional total. 

“Sí bien ya estábamos en el negocio de las 4G, con este proyecto nos metemos de lleno. Luego de 130 años de estar en Colombia, nuestra visión es seguir diversificando el portafolio”, aseguró, Carlos Enrique Moreno, presidente de la Organización Corona. 

Con la entrada de Corona al negocio cementero, la compañía competirá ‘codo a codo’ con  Cementos Argos, Holcim y Cemex quienes manejan cerca de 80% de la producción total del país. 

Al respecto, Carlos Rodríguez, profesor experto en industria de la Universidad Nacional, señaló que no se trata de un camino de improvisación, se basa en un proceso de varios años. “Corona no está improvisando, han hecho un análisis cuidadoso y minucioso. Corona además va a utilizar una serie de productos que le van a dar un plus a la compañía, que la van  a diferenciar de quienes serán sus futuros competidores”. 

La iniciativa no viene sola. La española Cementos Molins será la encargada de guiar a Corona en su nuevo camino. La empresa, con experiencia en más de 11 países, ve una oportunidad clara sobre los distintos megaproyectos de infraestructura que se están llevando a cabo en el país. 

Juan Molins, vicepresidente del consejo de Cementos Molins, aseguró que con la llegada al país de la mano de Corona, la puesta en marcha de varios proyectos de la española empezarán a tener luz verde. “Con Corona tenemos una historia parecida, nos fundamos en 1928 con pequeñas producciones en regiones muy específicas. Creemos que en este momento Colombia se convierte en uno de los países más atractivos para invertir”. 

La planta, que estará lista en 2018, servirá para generar cerca de 7% del total del cemento que mueve el mercado colombiano. Sin embargo, para convertirse en líder del segmento, la antioqueña tendrá que ir más allá. 

A junio de 2015, Cementos Argos movió 6,8 millones de toneladas de cementos en Colombia; Cemex tuvo una capacidad de 1,8 millones de toneladas en el mismo periodo, y la multinacional de origen suizo Holcim espera generar 12,5 millones de toneladas para el cierre de 2015. 

“Entendemos que hay gran competencia en el sector, pero llegamos fuertes. Va a ser una de las apuestas más importantes, pero seguro que le vamos a dar la pelea a Argos, Holcim, a todas las grandes del sector”, agregó Moreno. 

De esta forma, la empresa que empezó fabricando platos y pocillos (pasando por vidrios, sanitarios y baterías para grandes compañías del sector automotor como Hyundai) se reinventa para entrar a la construcción dentro del cambio de vías e infraestructura más importante que haya sufrido el país en las últimas décadas.

Corona se fija en Centroamérica
Son varias las iniciativas que lidera Corona en Centroamérica. En Guatemala la firma está terminando de ampliar la capacidad de su planta; allí se están invirtiendo US$18 millones. En México, la empresa va a iniciar la inversión de US$20 millones, pero en un proceso de más de tres años. Corona está haciendo inyecciones importantes de capital para la renovación tecnológica en esos dos países. Cabe recordar que la organización ha liderado más de 400 iniciativas de reconversión tecnológica en los mercados.

Las opiniones

Carlos Enrique Moreno
Presidente de la organización Corona

"Daremos pelea a las empresas históricas del sector. Suministraremos material para puertos y aeropuertos”.

Juan Molins
Vicepresidente del consejo de Cementos Molins

“Tendremos capacidad para 1,3 millones de toneladas de cemento. Colombia va a jalonar a la compañía”.