Entre las preocupaciones principales de casi la mitad de los colombianos según Nielsen está la estabilidad laboral, la economía y la salud

Laura Lucía Becerra Elejalde - lbecerra@larepublica.com.co

La pandemia del covid-19 trajo consigo múltiples cambios en los hábitos de las personas. De acuerdo con el último estudio de Nielsen sobre el impacto del covid en el consumo masivo, 88% de los colombianos ha modificado sus hábitos de ahorro, y entre las medidas por las que más están optando destacan la reducción de comidas fuera de casa (49%), del entretenimiento fuera del hogar (46%) y la compra de menos ropa nueva (46%).

Entre los cambios de hábitos en cuanto a entretenimiento, vestuario y comida fuera de casa Nielsen encontró que las ocasiones de consumo ahora se trasladan al hogar, con lo que la cocina en casa se convirtió en una actividad común, el consumo de postres, galletas y helados también se incrementó, e incluso el de bebidas alcohólicas, que hacen parte de encuentros sociales por medio de videollamadas.

Juan Felipe Saavedra, gerente general de Nielsen Colombia, explicó también que el ahorro no solo se está dando en estos cambios de hábitos, también se encontró que el trasladarse a marcas más económicas “ha sido una estrategia para reducir el gasto en productos de consumo masivo”

Ese ahorro es impulsado porque nueve de cada 10 colombianos piensa que el país está en recesión, y para casi la mitad de los ciudadanos (48%) la mayor preocupación en este momento es la estabilidad laboral. La economía preocupa a 45% de los consumidores colombianos, por encima de la salud (27%), las deudas (20%) y el crimen (8%).

“Hemos visto un fuerte incremento de la preocupación de los colombianos en cuanto a sus finanzas personales y las perspectivas de empleo y eso se ha reflejado en la manera como están cambiando hábitos de consumo para ahorrar. En el primer trimestre, 77% de los consumidores en nuestro país estaba reorganizando sus gastos. Para el segundo, ya en el contexto de la pandemia, esta cifra aumentó notablemente a 88%”, dijo Saavedra.

LOS CONTRASTES

  • Juan Felipe SaavedraGerente general de Nielsen Colombia

    “El aislamiento ha hecho que las fuentes de ahorro se busquen en reducción de comidas fuera de casa, el entretenimiento fuera del hogar y la compra de ropa nueva”.

El futuro regional

En la región, el porcentaje de latinos que estaban ahorrando en el segundo trimestre del año fue de 64%. La tendencia en la reducción de los gastos de consumo fuera del hogar también se mantuvo, pero los denominadores comunes son el entretenimiento fuera de casa (48% de las personas), las comidas para llevar (32%) y vacaciones y paseos cortos (55%).

De acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), se incrementará en cinco puntos la población en situación de pobreza en la región, con lo que el indicador se ubicará en 34% para 2020. Según Nielsen, esto generará que la clase media se comprima, y que se llegue a que 59% de los ciudadanos de la región restrinjan su consumo.

Entre los hábitos de este tipo de consumidor se encuentra que reducirán el gasto en consumo masivo y que priorizarán comidas completas por encima de golosinas. Los consumidores restringidos también racionalizarán las compras de artículos de cuidado personal y el consumo de bienes durables.

Las decisiones de compra también se verán influenciadas por opciones de precio o calidad inferiores y optarán por empaques más pequeños.

En relación con la forma en que se realizará el abastecimiento, lo común será que los consumidores restringidos opten por tiendas de descuentos, que analicen la disponibilidad de promociones según las tiendas, los niveles de ahorro y la frecuencia y que incluso utilicen apps para encontrar los mejores precios y ofertas.

“Estos serán consumidores que inevitablemente tendrán que reducir su gasto, priorizando productos esenciales, buscando sustitutos, empaques pequeños, reduciendo compras de bienes durables, reduciendo la prueba de marcas nuevas y tomando decisiones de compra influenciadas por asequibilidad y disponibilidad”, indicó Saavedra.

De acuerdo con el gerente general de Nielsen Colombia, esto es un fenómeno global que jalona aún más a la baja el consumo per capita que, “en Colombia, que de por sí ya es el más bajo en la región. Sin embargo, aseguró que esto también representa nuevas oportunidades para el crecimiento y la recuperación una vez pasada la emergencia, por lo que a futuro también hay expectativas de “un contexto positivo para la aceleración”.

Documentos adjuntos