La pérdida de valor del peso colombiano frente al dólar, y el mal momento de la construcción impactaron los resultados

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Si bien la mejora de la economía colombiana en 2019 sirvió para apalancar las ganancias de varias de las compañías más importantes del país, otras registraron una variación negativa en los ingresos debido a aspectos coyunturales que afectaron los negocios o a que tomaron decisiones para poder crecer más a futuro.

LR revisó los informes financieros de 24 empresas y obtuvo que Conconcreto, Cemex, Avianca, El Cóndor y Coltejer fueron las empresas que más bajaron sus ingresos durante el año pasado.

En el caso de Conconcreto, su presidente Juan Luis Aristizábal, indicó que fue “uno de los años más complejos de la construcción”. La empresa tuvo ingresos por $945.692 millones durante 2019, lo que representó una variación negativa de 12,45%, frente al billón de pesos de 2018. La compañía sufrió varios golpes en su reputación el año pasado. La Superintendencia Financiera multó Conconcreto por $21.601 millones por obstrucción en una investigación. Asimismo, la constructora es uno de los principales consorcios de Hidroituango, proyecto que ha estado en el ojo público por varios aspectos.

Entre tanto, Cemex Latam Holdings reportó una variación negativa de sus ingresos de 10,77% frente a los ingresos de 2018. Igualmente, la utilidad neta de la cementera se derrumbó 93% a US$4 millones en 2019 frente al año previo. Una de las razones para esta caída se refleja en que la filial mexicana CLH reportó malos resultados en sus ventas netas. “Nuestros resultados consolidados se vieron afectados por la depreciación del peso colombiano frente al dólar estadounidense y unos mercados mucho más débiles en Panamá, Costa Rica y Nicaragua”, dijo Jesús González, director general de CLH, citado en un documento presentado a la Superintendencia Financiera.

Con un año retador y complejo que implicó cambios de liderazgo en la administración y un extenso reperfilamiento financiero, Avianca también disminuyó sus ingresos durante 2019. La aerolínea explicó que la variación negativa de sus ingresos de 5,5% se debió a la reducción de capacidad desplegada y la contracción de la tarifa media, que se dio debido a un ambiente macroeconómico lento en la región, sumado a la debilidad de las monedas locales durante todo el año. Igualmente, tuvo una pérdida neta US$894 millones.

“Reafirmamos que tenemos aliados, proveedores y clientes que confían en nuestra compañía y gracias a ellos tuvimos un cierre de año con noticias positivas las cuales permiten que hoy tengamos certeza sobre el futuro de Avianca”, dijo Anko van der Werff, presidente y CEO de la empresa.

Una caída de 3,3% experimentaron los ingresos de la constructora colombiana El Cóndor durante 2019. Según los resultados financieros de la empresa, los ingresos por actividades ordinarias alcanzaron los $874.798 millones, desde los $905.368,7 millones generados en el ejercicio de 2018.

Parte de esta caída se explica por la demora en entrar en operación de la Concesión Vías de las Américas, sin embargo, se espera estabilizar la operación a principios de 2020, cuando se termine la obra. Una noticia importante fue que se suscribió un contrato de compraventa entre la constructora y Odinsa, filial de Grupo Argos, para la venta de la participación del 12,51% en la concesión Túnel Aburrá Oriente.

Carlos Alberto Garzón, profesor de economía de la Universidad de la Sabana, expresó que la dinámica de Conconcreto y Cemex se explica en que el crecimiento del PIB de la construcción mostró un descenso de 0,1% en su valor agregado, y el censo de edificaciones mostró un decrecimiento de 3,9%.

Deterioro de la reputación de la aerolínea afectó su balance
De acuerdo con Carlos Alberto Garzón, economista de la Universidad de la Sabana, los resultados negativos de la aerolínea colombiana se explican en su nivel de endeudamiento y la percepción del servicio. “Si bien la nueva administración ha logrado avanzar en varios sectores para garantizar un buen servicio aeronáutico, las deudas acumuladas están empezando a mostrar una vulnerabilidad importante que de por sí, no solo afecta la imagen de la empresa, sino los servicios que presta”.