Empresa no se refirió a operaciones en el mercado brasileño

Lilian Mariño Espinosa - lmarino@larepublica.com.co

Luego de que el lunes medios brasileños conocieron un mail de un directivo de General Motors Brasil, en el cual se señalaba que la empresa estaba estudiando la posibilidad de cerrar las operaciones en la región, dentro del plan de reestructuración de la compañía, que ha incluido el cierre de varias plantas en Canadá y Estados Unidos, Ernesto Ortiz, presidente de General Motors Sudamérica Oeste, señaló que están buscando las maneras para consolidar las operaciones en la mayoría de países de la región.

Sobre la continuidad de la compañía en los países donde tiene presencia, aclaró que “somos optimistas sobre el futuro de las operaciones en la región y estamos trabajando intensamente para reestructurar el negocio en todas las áreas generando acciones con los principales aliados para mejorar el desempeño de la compañía y asegurar su sostenibilidad en el corto, mediano y largo plazo”.

Dentro de los países que destacó el directivo para consolidar las operaciones está Colombia y también nombró a Ecuador, Perú, Chile, Bolivia, Uruguay y Paraguay. Sin embargo, en el comunicado que entregó la empresa no se hizo referencia a los mercados y operaciones que hay en Argentina y Brasil, que es donde existe la mayor preocupación.

Sobre el mercado de la primera economía de Suramérica se había señalado que ya se presentó un plan de viabilidad en Detroit “que requiere apoyo del gobierno, de los concesionarios, empleados, sindicatos y proveedores”.

Ahora, entre los planes actuales para las otras economías, Ortiz aclaró que “se está analizando la competitividad de sus plantas de producción y la evolución de su portafolio de productos y servicios para superar las expectativas de sus clientes”.

Sobre el tema, Oliverio García, presidente de Andemos, explicó a LR que lo “que se puede suponer es que levantarían operaciones industriales y no comerciales, por lo que no sería un impacto a considerar. Además, pese a que Colombia ha mostrado crecimiento en el sector, no se compara con el que tienen otros países de la región”.

Para los expertos otra opción que se podría estar analizando es el ingreso de operaciones industriales en México. De acuerdo con García, la salida de General Motors de países como Brasil “significaría una posible alianza o inclusión de México. En la medida en la que no se puedan abastecer del exterior uno pensaría que si se sentiría la salida, pero entonces ahí México entraría a jugar un papel fundamental para el funcionamiento en todos los países de la región. Es un movimiento como el que hizo Mazda, “que trasladó su planta y operación a este país para recuperarse”.

Chevrolet vendió en la región 154.585 vehículos

En 2018 Chevrolet vendió en los mercados de Suramérica Oeste 154.585 vehículos, de los cuales 49.866 fueron en Colombia, 46.287 en Ecuador, 37.671 en Chile, 9.768 en Perú, 5.621 en Paraguay, 4.590 en Uruguay y 782 en Bolivia. La empresa, además, recordó en el comunicado que GM Sudamérica Oeste tiene dos plantas de producción y ensamble de vehículos que están ubicadas en Quito, Ecuador y en Bogotá, Colombia.