Grupo Bios espera un crecimiento de entre 6%y 8% para el cierre de 2020. Durante la pandemia han sacado cinco nuevos productos

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

El Grupo Bios es un conglomerado agropecuario de empresas enfocado en el negocio de proteína animal como pollo, huevos y cerdo, pero que también maneja negocios de alimentos balanceados, genética y hasta logística.

Santiago Piedrahita, presidente de la empresa, indicó que la agroindustria desempeñó un papel fundamental en el abastecimiento durante la cuarentena. Sin embargo, señaló que Colombia tiene riesgo de seguridad alimentaria por ser importador de granos.

¿Cómo se han visto impactados por el covid-19?
El primer trimestre venía muy bien en todos los negocios. La organización tiene dos grandes frentes: nutrición y genética animal, y nutrición humana, basado en la cadena de proteína. Llegó la pandemia y tuvimos impactos muy grandes.

Los negocios de pollo, cerdo y huevo sufrieron mucho, los volúmenes se cayeron mucho. El 70% del pollo se consumía por fuera del hogar. La parte de consumo humano tuvo un segundo trimestre muy difícil. En el tercer trimestre se han recuperado los volúmenes. La parte de nutrición animal se ha mantenido, el problema han sido los costos, pues el mercado de granos ha tenido un alza enorme, hemos tenido los costos de granos más altos de los últimos 12 años.

¿Tendrían crecimiento este año?
Sí, creemos que vamos a tener un crecimiento en ventas, pero no muy significativo. Es cierto que algunas líneas han caído, pero hemos hecho esfuerzos por desarrollar productos nuevos. Si bien la venta de proteína cayó en los canales de venta institucionales, de restaurantes, también ha crecido en consumo en casa. Hemos sacado productos que prioricen la practicidad, que sean fáciles de cocinar.

En el negocio de pollo hemos sacado cinco productos nuevos durante la pandemia, uno de ellos fue el pollo en lata. Es muy difícil establecer el crecimiento, pero puede ser entre 6%y 8%.

¿Cómo nace la idea del pollo en lata?
Quisimos ayudar a las poblaciones apartadas y más impactadas por el covid-19. Queríamos hacer donaciones de pollo congelado, pero es muy difícil mantener la cadena de frío. Por eso lanzamos el pollo en lata.

¿Cómo les fue con la campaña de donación que lanzaron hace unas semanas?
Hay 1,4 millones de hogares adicionales que no tienen acceso a tres comidas diarias. La mayoría de empresas han hecho donaciones, pero esa capacidad se va agotando. Por eso decidimos cambiar parte del presupuesto de publicidad por ayuda. Haremos una donación de 134.000 latas. Hicimos una donación y posicionamos el producto.

¿Qué hace falta para que crezca más la agroindustria?
Colombia tiene un riesgo de seguridad alimentaria grande dado que tiene que importar ocho millones de toneladas de granos anuales para que podamos alimentar animales, para que puedan comer los humanos. Nuestra seguridad depende de las importaciones de los granos.

En más de un momento llegamos a tener susto de que las cadenas de abastecimiento de estos commodities se fueran a frenar. El riesgo de Colombia es inaudito cuando el país tiene 17 millones de hectáreas para producción de granos. Con el ministerio, gremios y otros industriales estamos viendo cómo mejorar la producción de maíz y de soya. Buscamos una siembra competitiva. Necesitamos seguridad jurídica, no podemos ser un país importador de granos.

¿Evalúan inversiones en granos?
Tenemos un piloto de siembra de 2.000 hectáreas en Córdoba desde de maíz y soya para evaluar genética. Si creemos en que va mejorando, invertiremos más en siembra e invitaremos a otros industriales.