La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Tatiana Arango M. - tarango@larepublica.com.co

Actualmente, en Colombia hay cinco empresas que están en el proceso de búsqueda de un nuevo líder que permita conducir a la firma a un destino seguro en materia financiera y que tenga la capacidad de ejecutar grandes proyectos.

La lista la lidera Alpina, empresa que desde enero de 2002 tenía en el timonel a Julián Jaramillo. En más de 10 años el ejecutivo logró aumentar las ventas de US$211 millones en 2002 a US$935 millones a cierre de 2012; expandir la firma con la construcción de plantas en Ecuador, Colombia y Estados Unidos; y diversificar la fuente de ingresos fuera de Colombia-el año pasado,15,7% de las ventas se lograron en el extranjero-.

Tras la salida de Jaramillo, quien es ahora consultor de la junta directiva, el fabricante lácteo nombró a Emilio Álvarez como presidente encargado, quien se desempeñaba hasta inicios del mes de julio como vicepresidente corporativo de servicios.

En la lista también está Bavaria, compañía que la semana pasada anunció la salida de Richard Rushton, quien desde enero de 2011 lideró proyectos innovadores de gran importancia para el crecimiento de la cervecera, como el lanzamiento de nuevas marcas como Club Colombia Roja, Club Colombia Negra, Pilsen Night y más recientemente, Redd’s Dry, así como nuevas referencias de 750 centímetros cúbicos de Águila, Águila Light, Póker y Pilsen. Rushton estará en Bavaria hasta finales de octubre de este año y desde noviembre ocupará la dirección de Distell, grupo productor de vino, licores y cidra.

María Fernanda Jaramillo, Directora Asociada de Norman Broadbent Latinoamérica, señaló que en estas dos firmas la elección de los nuevos presidentes depende mucho de la planeación estratégica y de las decisiones de la Junta Directiva en cuanto a la operación de la compañía. En Bavaria, por ejemplo, es necesaria “una persona del sector consumo, que haya trabajado en compañías multinacionales y que tenga experiencia internacional, además, es necesario que tenga un conocimiento local, todo esto porque la firma no tiene solo productos locales sino también a nivel internacional”.

A estos casos se suma que en marzo Equidad Seguros informó que la Junta Directiva aceptó la renuncia de Clemente Augusto Jaimes Puentes a su cargo como Presidente Ejecutivo y que durante este proceso de transición, se ha delegado a Henry Castiblanco, actual vicepresidente Técnico, como Presidente Ejecutivo encargado, cargo que desempeña desde el 18 de marzo.

De acuerdo con Andrés Alvarado, Associate Consultant para el área de accountancy & Finance en Hays, el nuevo presidente debe estar familiarizado con el modelo de negocio cooperativo. Además, “debe ser una persona muy comercial, de excelente relacionamiento y con una visión clara del negocio asegurador, con proyectos de expansión del negocio hacia el tema de los microseguros y productos masivos que es donde hasta ahora las empresas están comenzando a ver el potencial que tienen por explotar en el país. Para este caso podemos estar hablando de un salario por encima de $40 millones con bono por cumplimiento de objetivos y beneficios”.

Por otra parte, en junio, Cerro Matoso informó que Ricardo Escobar, presidente de la compañía desde 2009, estaría en ese cargo hasta julio pues pasaría a formar parte de la Junta Directiva. A partir de agosto las funciones de presidente encargado fueron asumidas por el ingeniero Luis Aparicio, quien se desempeñaba como Vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Planeación.

Por la misma línea está el Banco Agrario que lleva casi tres meses esperando a un nuevo presidente, tras el nombramiento de Francisco Estupiñán como ministro de Agricultura en mayo pasado. Lo que se está buscando y esperando del nuevo presidente, según los gremios del sector, es un banquero, porque no quieren alguien que llegue a improvisar.

De acuerdo con Jorge Bendeck, presidente de Fedebiocombustibles, y Rafael Mejía, presidente de la SAC, La idea es que el nuevo presidente mantenga políticas de largo plazo y que entienda que no solo es el banco de los pequeños sino medianos y grandes agricultores por lo que debe seguir modernizándose.

Según Alvarado, este perfil se destaca por tener un importante relacionamiento tanto político como del sector privado, una visión estratégica y de liderazgo ante los cambios en la normatividad del país, un perfil muy comercial y con conocimientos financieros muy fuertes. “Podemos estar hablando de salarios entre $30 y $40 millones mensuales con bonificaciones por resultados y beneficios que incluyen company car con conductor, gasolina, medicina prepagada, club, seguro de vida, entre otros”.

Otras movidas que se han dado durante el año
Entre los relevos que deben darse durante este año también están el de la presidencia de Cotelco, que dejó recientemente Juan Leonardo Correa, y la dirección de la Junta Directiva de Canacol, a la que renunció Dominic Dacosta. Por su parte, el nuevo presidente de Viva Colombia, Barry L. Biffle asumirá su nuevo cargo el 15 de este mes. Entre las movidas gerenciales que se han dado durante 2013 también está la renuncia de Augusto Jiménez a la presidencia de Drummond, quien fue reemplazado por José Miguel Lineros; mientras en Postobón Miguel Escobar Penagos tomará el timonel que llevó Héctor García por 13 años. En la Harinera del Valle Alfonso Ocampo reemplazó a José Arcesio Paz.

Las opiniones

Carlos Rodríguez
Experto en marcas

“Lo ideal, cuando ocurren este tipo de cambios dentro de una empresa, es que no sean percibidos por el consumidor final”.

Andrés Alvarado
Associate Consultant accountancy & Finance Hays

“Estos perfiles se destacan por tener un importante relacionamiento de primer nivel, tanto político como del sector privado”.

María Fernanda Jaramillo
Directora asociada de Norman Broadbent Latam

“El perfil con el que se busca un nuevo presidente depende de la planeación estratégica y de lo que la Junta Directiva quiera ejecutar”.