El domingo, la aerolínea se acogió voluntariamente al Capítulo 11 de la ley de bancarrota en Estados Unidos

Mario Chaves Restrepo - mchaves@larepublica.com.co

En las últimas semanas mucho se ha discutido sobre la posibilidad de que el Gobierno le tire un salvavidas a Avianca, discusión que seguramente se aumentará con el anuncio de la aerolínea de acogerse al Capítulo 11 de la ley de Bancarrota de Estados Unidos por segunda vez en 20 años (la primera fue en 2003). Más allá de si interviene el Gobierno o no, la operación de Avianca será clave para la reactivación económica, y más si se tiene en cuenta que mueve la mitad de los pasajeros del país.

En las rutas nacionales, el año pasado, con 50,05% de los pasajeros transportados (16,8 millones), Avianca fue la líder del mercado.  Del lado de los vuelos internacionales, de los 15,5 millones de pasajeros registrados en el año, Avianca movilizó 42,82%. En total, la empresa movió 30,5 millones de pasajeros.

Además, del algo más del medio millón de vuelos que se dieron en los aeropuertos colombianos, Avianca operó 45,7%, llegando a 26 países de América y Europa, tras operar 280.466 vuelos que llegaron, en total, a 75 destinos diferentes.

Analizando el tema del empleo, Avianca cuenta con unos 17.000 colaboradores, entre directos e indirectos, y las cifras de la empresa dan cuenta de que las nóminas que pagan por sus empleos directos representan US$330 millones al año e impactan a 64.000 personas.

Adicionalmente, como ya quedó demostrado cuando se dio el paro de pilotos en 2017, con fuertes incrementos en los precios de los tiquetes, las otras aerolíneas que operan en Colombia no están listas para asumir un posible hueco del tamaño que dejaría un cese de operaciones de Avianca en el país.

Por eso, es clave que dentro del anuncio de acogerse al Capítulo 11, el CEO de la empresa, Anko van der Werff, fuera claro en que este no es un procedimiento de insolvencia para la aerolínea, y que la intención es mantener las operaciones “durante y después”.

Antes de que ocurriera la crisis derivada del covid-19, la empresa venía en un proceso de reorganización de sus rutas, en el que había cancelado 25 rutas no rentables y vendido 24 aviones. Por ahora, no se prevé que haya más cambios en los próximos días, ya que, como lo explicó el CEO, eso vendrá en una segunda etapa, contemplada por el mismo Capítulo 11, en la que se reordenará la empresa.

El impacto en el turismo
De cara a la reactivación, Avianca será importante para uno de los sectores más golpeados: el turístico, que, de acuerdo con el gremio de las aerolíneas, Iata, en Colombia genera cerca de 2% del PIB (US$7.500 millones al año), unos 600.000 puestos de trabajo y una entrada de divisas de US$4.800 millones, derivada del gasto de los turistas.