Según la información que se ha filtrado, entre 2006 y 2014, Airbus celebró varios contratos de consultoría con un intermediario comercial

Liliana Mariño

Después de que el fabricante de aviones Aribus prendiera el ventilador en Francia y contara las maniobras que hacía para ganar contratos, con sobornos de funcionarios de empresas con las que hacía negocios, se conoció en los documentos al Tribunal en París, que estas maniobras se habrían usado en Colombia con empresas como Avianca.

En la mañana la aerolínea colombiana anunció que contrataría a un Bufete de Abogados para que indigara sobre estas actuaciones para tomar los correctivos necesarios de necesitarse, y mientras tantos en los medios se sigue filtrando cómo se habría tramado esta red de posible corrupción con la empresa.

Según un documento que conoció La República, entre 2006 y 2014, Airbus celebró varios contratos de consultoría con un intermediario comercial que opera a través de una empresa con sede en Colombia para ayudarlo en sus campañas con Avianca y las empresas del grupo Synergy (...) Algunos de estos contratos estipulaban el pago de una comisión de desempeño al intermediario, que representaba una suma global por avión vendido o por campaña, o un porcentaje del precio de los aviones vendidos".

Los pagos según reza el documento se hacían directamente en los contratos o con inversiones en proyectos futuros.

El lío directamente con Avianca inició a finales de 2014 cuando parte de la remuneración anteriormente mencionada ahora debía ser transferida secretamente a un funcionario ejecutivo de Avianca Holdings.  Según el documento "este funcionario ejecutivo fue para Airbus un interlocutor clave en el contexto de las negociaciones comerciales entre Avianca y Airbus en la venta de aviones A320neo".

En octubre de 2014 habría además un correo donde ese directivo de Avianca había solicitado el pago por el papel que había cumplido en la negociación de esa flota de aviones.

Sobre la compra, la investigación señala que "el 27 de noviembre de 2014, el director ejecutivo de Avianca Holdings envió un correo electrónico al departamento de ventas de Airbus que contenía una propuesta para comprar 100 aviones, además de opciones sobre otros".

Después de varias reuniones se finalizó con un memorando de entendimiento el 30 de abril de 2015 para 133 aviones A320 neo.

Ahora, fuentes explicaron a LR que era importante señalar que para la fecha en que se firmó la compra de ese último lote de 100 aviones Airbus A320 Neo, ya Fabio Villegas había dejado la presidencia de la aerolínea.

En la investigación se citan varios correos que mostraban cómo y cuánto por contrato se habría cobrado, sin embargo, al final de la investigación se señala que los pagos no se realizaron a los intermediarios, porque se consideraron "muy costosos" para Airbus, pero a pesar de esto, el documento aclara que el procedimiento estaría enmarcado dentro de la calificación de corrupción y seguirá su curso la investigación.