Luego del anuncio del préstamo a la aerolínea, el precio de las acciones de Avianca Holdings tuvo una subida de 23%, hasta los $240

José González Bell - jgonzalez@larepublica.com.co

Hoy inicia la reactivación de la aviación comercial en el país, sin embargo, la buena noticia se ha visto opacada por la controversia que ha suscitado el préstamo que otorgó el Gobierno a Avianca por US$370 millones, que saldrá del Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome), que ha traído cuestionamientos de varios actores políticos y el pedido de un trato igualitario por parte de las otras aerolíneas.

Precisamente, una de las preguntas más repetidas es ¿por qué se le presta a Avianca y no a otras aerolíneas? Cabe resaltar que, en mayo pasado, Latam, Viva Air, Easyfly y Satena pidieron créditos por US$117 millones, US$55 millones, US$14 millones y US$9 millones, respectivamente, según un documento del Comité de Administración del Fome, aunque hay que recordar que Latam retiró la solicitud de ayuda al Gobierno en julio.

Sumados los recursos requeridos por estas cuatro empresas, la cifra ascendía a US$195 millones, 52% de lo que se le dará finalmente a Avianca, y menos de la cuarta parte de lo que pretendía la empresa inicialmente, US$875 millones.
Ahora bien, una de las razones que ha dado el Gobierno para darle el crédito a Avianca es su peso en el mercado, pues representa más de 50%. La aerolínea en 2019 movilizó 16 millones de pasajeros en el mercado doméstico, mientras que las otras cuatro empresas transportaron juntas 13,4 millones.

El presidente Iván Duque defendió la decisión e hizo énfasis en que es un crédito, más no subsidio, lo que se le otorgó a la aerolínea. “Es un crédito de carácter contingente y que protege entre empleos directos e indirectos a cerca de 500.000 puestos de trabajo en el país, y mucho más cuando esta aerolínea representa cerca del 50% de la conectividad”, destacó el mandatario.

El Gobierno también ha dicho que su objetivo es evitar la quiebra de las empresas y que el sector es estratégico, sin embargo, ya se vio la liquidación de la Aerolínea de Antioquia (Ada) a principio de este año. La empresa tenía deudas vencidas que superaban los $14.000 millones y un déficit por $38.000 millones.

Siendo así, los actores del sector vuelven y se preguntan si habrá créditos a otras aerolíneas. El presidente Duque respondió que puede que sí, pues se está buscando respaldar la continuidad del sistema aéreo nacional, servicio público clave para la conectividad del país.

Y precisamente, los presidentes de Viva Air y Easyfly expresaron la importancia que tiene que la industria reciba recursos para garantizar una oferta variada para los viajeros colombianos.

“Desde Viva Air hemos tenido una fluida comunicación con el Gobierno Nacional y sus distintas carteras, por lo cual estamos positivos que cumplirán con su promesa de tratamiento igualitario para toda la industria aérea, lo que no solo garantice la permanencia de este servicio público esencial en Colombia, sino también la sana competencia”, expresó Félix Antelo, presidente de la aerolínea.

Entre tanto, Alfonso Ávila, presidente de Easyfly, celebró el crédito a Avianca, porque es una “demostración” de que el Gobierno quiere ayudar a todas las aerolíneas. “La decisión es muy acertada, pero lo importante es que se acoja también a todas las aerolíneas. Tengo entendido que el Gobierno va a ayudar a todas. La forma de la ayuda a cada empresa varía porque cada una tiene un problema particular. Consideran empresa por empresa. Lo de Avianca es un inicio para seguir la ayuda”, expresó.

La ministra de Transporte, Angélica Orozco, dijo que solo se ayudará a las empresas que están en reorganización y que con Easy se negocia una financiación similar. Viva no está en proceso en el mismo proceso.

Las condiciones del crédito
El viceministro de Hacienda, Juan Alberto Londoño, explicó en La FM que no salvar Avianca dejaría pérdidas por $20 billones y que cubrir sus rutas tardaría hasta cinco años. Sobre cuándo se haría el desembolso, Londoñó dijo que la operación deberá ser evaluada y autorizada por el juez que se encuentra a cargo del caso de Avianca en capítulo 11 en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York.

Frente a la tasa de interés, explicó a ese medio que será cercana a las condiciones de mercado. En este sentido, en el más reciente reporte de Avianca en mayo sobre el estado de sus bonos emitidos, la tasa se fijó en 9%.
Londoño agregó que la aerolínea no paga el crédito, el Gobierno podrá ir por las garantías, entre ellas su programa de viajero frecuente Lifemiles y algunos de sus activos. Además, una de las exigencias fue que la sede administrativa y logística se mantenga en el país, lo que protege a los trabajadores colombianos.

“Estamos haciendo el esfuerzo por salvar la mayor cantidad de empresas en el país. Estamos haciendo esfuerzos. Con Avianca garantizamos un servicio público para que otros sectores puedan crecer. Por eso es importante”, expresó.

El crédito debe ser pagado en 18 meses y el viceministro aseguró que no están interesados en ser accionistas de la empresa aérea. Ante el anuncio dado este domingo, la acción de Avianca tuvo una fuerte recuperación de 23% y cerró a $240. Ha recuperado más de $100 luego de caer a $135 hace dos semanas, luego del anuncio de la detención de Germán Efromovich en Brasil, su mayor accionista.

Procuraduría y Senado piden explicaciones
Ante la controversia que ha causado el préstamo a Avianca, tanto el Senado como la Procuraduría buscan conocer más detalles del proceso. El procurador Fernando Carrillo, considera conveniente que el Gobierno Nacional revele el soporte técnico de su decisión de apoyar a una empresa con domicilio en el extranjero, cuyos problemas económicos, según recuerda, datan de la huelga de pilotos del 2017. El funcionario planteó 18 interrogantes al presidente Duque. Entre tanto, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, fue citado a responder ante el Senado.