Los ingresos de las 60 empresas más grandes del sector llegaron a $68,5 billones, cifra que creció 2,3%. a su vez, logran 10% de las ventas de las 1.000 empresas más grandes

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

La coyuntura actual del sector salud varía entre las deudas en cartera vencida, las EPS que se encuentran en medidas especiales de la Superintendencia Nacional de Salud y el hueco fiscal que está entre $6 billones y $14 billones según comentó el ministro de Salud, Juan Pablo Uribe. A pesar de dichos contratiempos, los ingresos llegaron a $68,5 billones, cifra que tuvo un crecimiento de 2,3% frente a 2017, y la lista la lideran las EPS. Además destaca que 44 empresas lograron ganancias y solo 16 están en pérdidas.

Sobre el tema de las ventas, que representarían 8,3% del PIB de Colombia y abarcan 10,1% del total de ventas de las 1.000 empresas más grandes, Jaime Arias, exministro de Salud, señaló que esto se puede explicar porque “los ingresos no dicen mucho de los que es la empresa, solo el tamaño, que se explica porque recogen a gran parte de la población y por eso destacan las primeras seis EPS”.

Ahora, en términos de ganancias, agregó que “hay unas que tiene medicina prepagada, y por cuenta de eso la empresa tiene ingresos interesantes. Otras tienen integración vertical y horizontal, y hay otras que manejan muy bien sus reservas entonces estas generan una gran cantidad de recursos”.

Sobre casos concretos, en el caso de Nueva EPS, que para 2018 recaudó $7 billones, cifra que creció 18% frente a 2017, una buena parte vino del hecho que logró quedarse con el mayor número de afiliados en el país, cuyo total ya supera los cinco millones entre el régimen contributivo y subsidiado.

Para la operación de este año, el presidente de la empresa, José Fernando Cardona, destacó que para el primer trimestre crecieron alrededor de 9% frente al año anterior, y posiblemente terminarán con $7,6 billones de ingresos. Asimismo, estiman que a final de año llegarán a 5,3 millones de afiliados.

Uno de los factores que ha ayudado a esta entidad tiene que ver con el crecimiento de sus afiliados, sumando 208.376 personas en el régimen contributivo y 281.304 en el subsidiado. No sucede lo mismo con Coomeva y Medimás, la segunda y tercera EPS más grandes del país en materia de ingresos.

Frente al caso de Medimás, las cifras de la Supersalud detallan que es la EPS que más afiliados ha perdido en el último año para el régimen contributivo, con una fuga de casi 500.000 personas. Para el régimen subsidiado, el total de afiliados que cambiaron de EPS roza los 40.000. Con respecto a Coomeva, es la segunda EPS que más afiliados pierde en el régimen contributivo, que se ubican cerca de los 320.000. En este último caso es uno de los factores que impulsan las bajas en 2018.

Sin embargo, el problema no solo radica en perder afiliados, sino en no poder recibir nuevos. Dicho escenario es consecuencia de las medidas especiales de la Supersalud, pues las EPS que se encuentran bajo esta vigilancia tienen restringida la suma de nuevas personas.

Precisamente, este caso se ha evidenciado con mayor notoriedad en Medimás, que para cuando inició operación en agosto de 2017 tenía más de cinco millones de afiliados, y actualmente cuenta solo con 3.85 millones. A pesar de ello, se mantiene como la segunda EPS más grande del país.

LOS CONTRASTES

  • José Fernando CardonaPresidente de Nueva EPS

    “Parte de los aprendizajes que hemos tenido en los últimos años, y con el régimen subsidiado, ha sido la capacidad de hacer ajustes en lo operativo y administrativo”.

Ahora, es de destacar que los crecimientos en ingresos de la EPS fueron de 144,62%, el segundo más alto después de Coosalud, cuyas ventas tuvieron incrementos de 593,01%.

Estas mejores cifras se dan en medio de la situación más compleja en sus dos años de historia, pues está a la expectativa del desenlace relacionado con el fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que le ordenó a la Supersalud trasladar a los afiliados de la empresa a otras EPS en un plazo no inferior a seis meses.

Los planes de contingencia

En el caso de Coomeva, el presidente Alfredo Arana mencionó que están formulando el “Plan de Fortalecimiento Institucional”, que consiste en que el Gobierno “nos quite la responsabilidad de los recobros hacia adelante y que nos pague lo que debe, que está en cerca de $1 billón”. Además, mencionó que vienen buscando inversionistas nacionales e internacionales.

Con respecto a Medimás, la compañía apeló la decisión del Tribunal Administrativo de Cundinamarca en los plazos estipulados y manifestó en vocería de su presidente, Álex Martínez, en días pasados que la EPS “ha cumplido con garantizar la continuidad en prestación de servicios de salud a sus afiliados”.

Únicamente 16 compañías del sector salud tuvieron pérdidas

Entre las compañías del sector salud, la que más pérdidas registró a lo largo del año fue Medimás, con una fuga de $699.359 millones. Otra de las que destaca es Saludvida, que desde octubre de 2015 ha perdido más de un millón de afiliados y registra una cifra negativa de utilidades con un total de $83.031 millones, siendo la tercera EPS con más pérdidas. En cuanto al nivel de ingresos, solo 10 de las 60 compañías mostraron un nivel más bajo que el de 2017, donde Boerhinger Ingelheim fue la más elevada con 37%.