Consejo Gremial le solicitó al presidente concretar el diálogo nacional. El mandatario aseguró que iniciará una agenda de conversaciones desde la otra semana.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Por primera vez en casi tres décadas se declaró un toque de queda en todo Bogotá, a medida que se fueron intensificando las manifestaciones en la capital del país. El alcalde Enrique Peñalosa había anunciado, inicialmente, la medida para las localidades de Bosa, Kennedy y Ciudad Bolívar, pero pronto la extendió para toda la Capital.

Y es que desde la mañana del viernes empezaron los bloqueos en algunas partes de la ciudad. El principal foco de vandalismo se dio en Bosa y Kennedy, donde hubo fuertes enfrentamientos con la Policía que intentaban frenar los saqueos a locales comerciales, estaciones de servicio público y al final de la noche personas denunciaban miedo por entradas a casas residenciales.

El presidente Iván Duque anunció que desde la próxima semana dará inicio a una agenda de conversación nacional, al mismo tiempo que rechazó los actos de violencia que se dieron entre el jueves y el viernes. “Esta conversación se hará en las regiones con todos los sectores sociales y políticos; utilizará medios electrónicos y mecanismos participativos para todos los colombianos; buscará tener un cronograma claro, para que todos podamos edificar un camino significativo de reformas”, explicó el Primer Mandatario.

Duque insistió en que lidera un Gobierno que escucha a la comunidad que se ha manifestado de forma pacífica, aunque insistió en su rechazo a los actos vandálicos. “Una cosa es la expresión pacífica a través de la protesta, y otra bien distinta es aprovechar la protesta para sembrar el caos. Una cosa es que Colombia marche por un mejor país, y otra es que politiqueros quieran utilizar estas expresiones para su beneficio personal”.

Según Luz Karime Abadía, directora de posgrados de Economía de la Universidad Javeriana, “un toque de queda es una decisión que va a tener implicaciones bastante fuertes en términos económicos y de consumo, porque restringe todas las ventas que un viernes se hacen en términos de establecimientos comerciales, restaurantes, cines, etc”, aseguró.

LOS CONTRASTES

  • Rosmery QuinteroPresidente de Acopi

    “Creemos que ese programa de 40.000 nuevos empleos dio resultados, y hay que retomarlo. Es un instrumento que logró crear puestos de trabajo”.

  • Jorge Enrique BedoyaPresidente del Consejo Gremial

    “Es una necesidad de seguir trabajando como país. Se requiere la participación de toda la sociedad para resolver aquellos problemas que nos siguen aquejando”.

Desde el jueves las ventas en el comercio ya se habían visto afectadas. Según el balance de Fenalco-Bogotá, cerca de 90% de los negocios ubicados en el centro de Bogotá cerraron sus puertas. Los cálculos oficiales del gremio indicaban que las ventas cayeron entre 70% y 90%, siendo La Candelaria, Santa Fe, Engativá y Suba las localidades más afectadas.

La solicitud de los gremios

El Consejo Gremial Nacional hizo un llamado para que se busquen “consensos” en los colombianos. De hecho, ante esta situación, varios pusieron sobre la mesa una serie de propuestas.

Otras de las sugerencias hacia el Gobierno las hizo Acopi. Rosmery Quintero, presidente del gremio, añadió que hay un tema fundamental a revisar: el desempleo. “Creemos que ese programa de 40.000 nuevos empleos dio resultados, y hay que retomarlo. Es un instrumento que logró la creación de puestos de trabajo y por eso se debería revisar (…). Los otros temas son la reforma laboral o pensional”. Esta misma solicitud la hizo el presidente de Cotelco, Gustavo Toro. El directivo, añadió que es necesario revisar las reformas.

Un llamado al Congreso de la República

Jorge Enrique Bedoya, presidente del Consejo Gremial, aseguró que el Congreso de la República debe fortalecer también el diálogo con los colombianos. “Las grandes reformas que necesita el país para resolver esos problemas acumulados pasarán por el Congreso. Es una necesidad de seguir trabajando como país. Se requiere la participación de toda la sociedad para resolver aquellos problemas que nos siguen aquejando”, aseguró. Pese a que Camacol, por su parte, no entregó una propuesta, sí hizo un llamado a que se creen más espacios constructivos con todos los actores.

Algunos momentos de las manifestaciones

Las marchas siguieron el viernes tras la convocatoria a un cacerolazo.

Algunos establecimientos, como el DollarCity, se vieron afectados luego de las manifestaciones que continuaron el viernes. Hubo saqueos y choques con la Policía.