.
ECONOMÍA

“Toca ver costo-beneficio a la hora de licenciar”, dice el presidente de Promigas

miércoles, 29 de abril de 2015
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Lilian Mariño Espinosa

Después de la planta de regasificación, ¿qué proyectos vienen para Promigas? 
La planta de regasificación es un proyecto de gran importancia, pero el reto es construirla ya que la licencia es solo el primer banderazo. El reto es construir en el tiempo adecuado y en el presupuesto previsto. Luego tenemos un proyecto de gran envergadura y es la ampliación del gasoducto del sur, al que hemos llamado Loop del Sur. Es muy importante por cuanto permite que salgan 200 millones de pies cúbicos al mercado. Y luego, tenemos otro proyecto que tiene que ver con la licitación que nos ganamos para prestar servicios de gas natural en el norte de Perú. Ya empezamos a hacer inversiones, y en total destinaremos en cinco años cerca de US$180 millones.  

¿Qué otros proyectos hay en América Latina? 
Estamos mirando México y República Dominicana. Sobre el primero es interesante porque hay mucho gas y el sector de energía se está abriendo por primera vez al sector privado, y por otro lado, en República Dominicana vemos que hay una oportunidad de hacer plantas de regasificación para importar gas y tratar de resolver la situación eléctrica que históricamente ha tenido ciertas dificultades.  

El presidente señaló decretos para acelerar los trámites y la regulación, ¿esta es la solución? 
Yo creo que sí, no sé en que consistirán pero primero yo creo que el Gobierno tiene la mejor intención y es el principal interesado en todos estos proyectos. Debo destacar el gran compromiso  y no tengo sino reconocimientos para lo que están haciendo en tratar de agilizar los trámites a través de los Pines. Sin embargo, a veces el problema es el sistema que hay. Primero de una complejidad institucional y segundo en el sistema de gasoductos no estamos siendo consecuentes en materia de permisos, ya que la verdad los impactos de un gasoducto no son similares a los de una explotación minera o petrolera. El impacto de un gasoducto es menor por lo que los permisos deberían acomodarse. Y segundo debería tenerse en cuenta la relación costo beneficio. El Estado debe conocer a ciencia cierta cuánto cuesta atrasar un gasoducto dos años, lo que significa en regalías, en inversión, en generación de empleos, en disponibilidad, en precios de gas natural y en el impacto que tiene reemplazar combustibles más contaminantes con el gas natural que es más limpio y eficiente.  

¿Cómo ve el reto de aumentar un millón de conexiones? 
Es un reto muy ambicioso. El año pasado la meta era de 435.000 usuarios y la cumplimos, llegamos a 450.000. Pero cada vez es más difícil la conexión. Igual haremos todo lo que esté a nuestro alcance, no es fácil, pero nos gustan los retos.  

¿Qué inversiones se necesitan? 
Yo hice un cálculo por encima pero podría significar una inversión de $1,2 billones. 

La Upme señaló que iban a existir problemas en la oferta desde 2017 y esto aumentará el precio a US$12 por millón de BTU, ¿cómo se podría mitigar? 
La situación es así: Colombia tiene gas para 14 y 15 años sin encontrar una gota adicional. Según los pronósticos que tienen puede haber faltantes, pero son faltantes y tenemos que ver es cómo lo resolvemos. Ahora, en el peor de los casos y para estar tranquilos, la planta de licuefacción que debería estar lista en diciembre de 2016 puede importar hasta 400 millones de pies cúbicos día. La oferta adicional de los campos del sur, más esta planta, nos da la certeza de que tenemos todo el gas que necesitamos sin encontrar adicional, y se está buscando. Yo soy optimista en cuanto podamos encontrar nuevas reservas, pero si no lo hacemos entre lo que tenemos más la planta, el panorama está resuelto. Claro está, el gas que se importa es más caro. Pero nosotros como sociedad elegimos garantizar el suministro al precio que fuera, y ahí viene una mezcla, si se encarece el precio es porque el gas importado tiene un precio mayor.  

Las térmicas han mencionado que sí sienten un déficit, aunque sea para su suministro... 
Yo creo que en general hoy en día la gente tiene el gas que necesita. En las cuentas que tengo creo que no hay grandes desfases. Pero yo sí dije que podía haber unos problemas en 2015, precisamente porque no está lista la planta y el gasoducto del sur. Sin embargo, en el peor de los casos, y esperando que las licencias se apuren, esos problemas podrían llegar hasta diciembre de este año. 

La opinión

Carlos Fernando Eraso
Viceministro de energía
“La planta de regasificación, la cual esperamos esté para el segundo semestre del siguiente año, le aporta una mayor garantía al abastecimiento del país”.

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Energía 17/06/2024 El Ministerio de Minas y Energía da pistas sobre el futuro del alza del precio del diésel

A finales de 2022, el Estado pagó más $20 billones correspondientes a los subsidios del fondo de estabilización del precio de combustible

Energía 17/06/2024 Alivio tarifario para los usuarios del servicio de energía oscilará desde 4% hasta 20%

Los Ministerios de Hacienda y de Energía, La Superintendencia de Servicios Públicos, las empresas de EPM y Air-e, forman el acuerdo para rebajar las tarifas

Laboral 17/06/2024 Pilares, impuestos y fondos generacionales, entre lo que tendrá el sistema pensional

El nuevo sistema pensional se fundamentará en cuatro esquemas, con el fin de garantizar el acceso universal a las jubilaciones, incluso si nunca hizo cotizaciones