La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juan Pablo Vega B. - jvega@larepublica.com.co

El informe, que recoge las cifras del último lustro, encontró que para 1990 cada hogar en el total nacional era de 4,6 personas, siendo cada más pequeños los núcleos familiares en Colombia.

Al tiempo, el documento del Ministerio de Salud y Profamilia, encontró que uno de los principales problemas de los hogares es el bajo logro educativo, hecho que afectó a 48,4% de los núcleos que fueron familiares que fueron medidos.

((Lea: Los hogares ya gastan $19 de cada $100 en las tiendas de descuento))

La inasistencia escolar es el segundo factor que afectó en los últimos cinco años a las familias, con una penetración de 43,5%, mientras que el hacinamiento, aunque es considerable, pues suma 9,3%, es el factor de privación más bajo en la medición.

Otra tendencia que se fortaleció en el último periodo que tuvo en cuenta la encuesta tiene que ver con el incremento de hogares con jefatura femenina, si se tiene en cuenta que en 1990 apenas 22,7% de las mujeres eran cabeza de hogar, cuando para 2015, la cifra creció y se ubicó en 36,4%.

((Lea: En 2016 creció el número de hogares con nevera y lavadora))

De la mano con el crecimiento de las mujeres como jefes de hogar, también creció su nivel educativo. Según la END, 24,1% de la población que logró educación superior fue femenina, en contraste con 20% de los hombres que llegaron a este ciclo educativo.

Sin embargo, en materia laboral el panorama es contrario, pues la mayor población empleada es masculina, llegando a una tasa de 75%, superior en más de 20 puntos porcentuales a la tasa de mujeres empleadas al momento de hacer la medición (53,6%).