En mayo según la Encuesta de Opinión al Consumidor, otro indicador que se resalta es la mejora a la disposición para comprar vivienda en las ciudades estudiadas

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Fedesarrollo entregó los resultados de la Encuesta de Opinión al Consumidor (EOC), la cual registró un balance aún en terreno negativo de -5,0% para mayo. Pese a ese nivel, esto significó un aumento de 4,5 puntos porcentuales (pps) frente al mes anterior y una reducción de 13,9 pps frente al mismo mes del año pasado.

Con el aumento de la confianza al consumidor, Fedesarrollo destacó que en mayo, el indicador reportó mejoras frente a abril en los estratos medio y bajo, pero se deterioró en los estratos más altos.

Por ejemplo, en los estratos bajos el indicador de confianza cerró en mayo en -10%, y en abril fue de -11,4%%. En el estrato medio, al quinto mes del año estaba en -1,2% y un mes antes fue de -9,8%. Por su parte, en los estratos más altos el tema fue lo contrario, en mayo cerró en 3,5% y en abril en 8,0%. Sin embargo, en este mismo nivel socioeconómico, sí hubo una mejora al compararlo con mayo de 2018 cuando estaba en -1,3%.

“Esto está explicado por el índice de condiciones económicas, lo que los hogares perciben como generación de ingresos. Hubo un aumento sustancial en su capacidad de consumo, lo que se evidencia en el indicador. Esto va en línea con las expectativas que teníamos”, explicó el director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía.

Compras de vivienda
En mayo, el indicador de disposición a comprar vivienda se ubicó en -0,4%, lo que equivale a un incremento de 0,5 pps frente al mes anterior y a un aumento de 0,3 pps con relación al mismo mes de 2018. Frente al mes pasado, la disposición a comprar vivienda mejoró en Bucaramanga (17,8 pps) y en Cali (13,5 pps); sin embargo, disminuyó en las demás ciudades analizadas.
En el caso de esa misma disposición a la adquisición de vivienda, por nivel socioeconómico, el estrato medio fue el que mostró los comportamientos más favorables en mayo frente a abril pues en el quinto mes del año cerró en 6,9% y 30 días atrás estaba en 1,9%.

Caso contrario en el estrato bajo que empeoró el indicador al pasar de -5,2% en abril a -6,9% en mayo. Con más fuerza se sintió la caída del índice de compra de vivienda en los estratos más altos, allí en 30 días saltó de 14,8% a -8,6%.

Finalmente en cuanto a la disposición de comprar vehículos, en mayo, este indicador registró un balance de -46,1%. ”Lo anterior implica un deterioro de 0,5 pps. respecto al mes anterior y una reducción de 11,5 pps. relativo al mismo mes de 2018”, agregó el informe.