La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Jhon Guzmán Pinilla - jguzman@larepublica.com.co

En total son seis embajadas, más la representación de la Unión Europea (UE), las organizaciones que reconocieron tener proyectos enfocados en el sector agropecuario. Entre ellas se destacan las de algunos países como Dinamarca, Chile, México, Perú, Israel y Canadá.

En el caso de la UE los proyectos que más destacan son el apoyo a la política de transformación del campo, que tiene una inversión de US$42,2 millones; el mejoramiento de la productividad y competitividad del subsector lácteo con un monto de US$23,6 millones; también hay apoyo a la política de crecimiento verde con US$24 millones; y la apuesta a la competitividad territorial con recursos por US$35 millones de inversión.

Además, la UE resaltó que hasta este momento se han invertido $207.000 millones para los programas aprobados en el agro colombiano.

Para los expertos, las inversiones provenientes del exterior han logrado potenciar las capacidades del agro. José Antonio Ocampo, exministro de Agricultura, dijo que “lo fundamental en estos planes es el liderazgo que se le da a los productores”.

En el viejo continente también hay apuestas de Dinamarca, en donde se han venido desarrollando proyectos de cooperación en el sector porcino. Allí se han invertido US$750.000 en total.

Desde oriente próximo, Israel ha venido apostando por el sector lácteo con el programa Megaleche. En este la embajada indicó que “busca transmitir conocimiento y tecnología a pequeños, medianos y grandes productores de la región Caribe para potenciar sus capacidades y hacer más eficaces sus procesos”.

Por su parte, en América los proyectos de Perú y México se enfocan básicamente en asistencia técnica. Mientras que en Chile y Canadá tienden a generar un desarrollo agrario con algunas apuestas en tecnología.

En el caso de Perú, la idea es buscar una cooperación para dinamizar el desarrollo agrario en Colombia, con base a las experiencias y el modelo peruano.  Mientras que en México, entidades como el ICA (Colombia) y Sagarpa (México) pretenden fortalecer las técnicas en sistema de riego. 

Por su parte en Chile el trabajo se enfoca en la transferencia de tecnología y experiencia, especialmente en agroindustria. Ricardo Navarrete, embajador de Chile en Colombia, mencionó que “por medio de tecnología es que se puede potenciar y desarrollar el agro”.

Finalmente en Canadá hace un año se desarrolló un proyecto que se llamó Procompite, con el cual se espera generar crecimiento a la agroindustria.

Los planes que vienen para la agricultura

Por un lado, desde la Embajada de Israel, informaron que están a pocos pasos de ratificar el TLC entre Colombia y este país, solo faltan tres debates en el Congreso y el aval de la Corte Constitucional para que entre en vigor. Las principales áreas de negocio que se podrían mover con este país serían las frutas y algo en ganadería. Entre tanto, con Perú se están definiendo los últimos detalles para trabajar en el área comercial con la cadena de frutas y porcinos, una industria en la que los incas tienen experiencia.

Las opiniones

Lars Steen Nielsen
Embajador de Dinamarca en Colombia

“Hay mucho por potenciar en el agro colombiano. Hemos hecho un trabajo de aprendizaje en el tema de porcinos con el Ministerio”.

Ricardo Navarrete
Embajador de Chile en Colombia

“Por medio de tecnología y tecnificación esperamos potenciar la agroindustria de Colombia con nuestras diferentes experiencias”.