La vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, dijo que es una oportunidad de sustituir importaciones tras la pandemia

Joaquín M. López B.

La consultora Kpmg realizó ayer el foro virtual, “Reconfigurando el futuro de Colombia”, como parte de una serie de conversaciones en las que se hable de cómo el país debe proceder de cara a una recuperación económica por lo perdido durante la crisis del covid-19.

Allí, la vicepresidente, Marta Lucía Ramírez, recordó que si bien la situación es complicada, “reconfigurar el futuro no solo será por el Gobierno, sino aquí también es importante la participación de los empresarios, cómo los gremios tendrán una visión, debemos hacer cambios futuros, no para mantener el status quo , y ya se han hecho planteamientos valiosos”.

En su intervención recordó que la Ocde estima una tasa de desempleo para Colombia de 21,1%, el cual sería uno de los países miembro con la mayor tasa de desocupados. “De los que estamos en el bloque, tendríamos el segundo lugar; el único que estaría peor sería España, entonces son 5 millones de personas sin empleo”.

Dentro del listado de puntos que también se deben priorizar según la funcionaria, están temas macro como la deuda bruta del Gobierno, “estaría en 68,2% que está por debajo de la deuda promedio de América Latina por más de 80%, y la global en más de 101%. El déficit inicialmente permitido por el Comité de Regla Fiscal fue de 6% y es imposible de cumplir, la caída de los ingresos afecta bastante, entonces realmente el panorama es desafiante”, agregó Ramírez.

Paralelo a ello, mencionó que es una oportunidad de sustituir importaciones, “buena parte de Asia no tiene fluidez, Colombia tiene que aprovechar esa oportunidad y ver cómo mejorar nuestras manufacturas, los alimentos procesados y la interrupción de cadenas de valor”.