Los investigadores alertan que la devaluación a causa del Covid-19 impactará los precios este año

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

A inicio de año, la variación de la inflación de enero llamó la atención de los analistas porque el alza de 0,42% fue inferior a lo pronosticado, que rondaba un aumento de 0,60%.

Para el dato del IPC de febrero que hoy revelará el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) las firmas del mercado, según la última encuesta de expectativas del Citi, prevén que el alza sea, en promedio, de 0,64%, lo que situaría el comportamiento de los precios en niveles que no se ven desde comienzos del año anterior.

De darse esta variación, la inflación anual llegaría a un promedio de 3,68%, lo que reflejaría un leve aumento con relación al presentado en enero, cuando se situó en 3,62%.

En la encuesta, la firma que prevé el alza más alta para febrero fue Axa Colpatria, con un pronóstico de 0,79%, mientras que el más bajo lo dio Moody’s, que estima una variación de 0,48%.

Para expertos como Juan David Ballén, director de análisis y estrategia de Casa de Bolsa, lo realmente importante para el comportamiento del Índice de Precios del Consumidor este año será el efecto que la devaluación de la tasa de cambio tenga, que superó su precios histórico impactado por el temor del Covid-19.

“La devaluación de la tasa de cambio vuelve a convertirse en un riesgo para el objetivo de inflación en el mediano plazo, pues el efecto suele estar rezagado seis meses”, dijo Ballén.

Si bien el Banco de la República prevé una tasa a final de año de 3,6%, la encuesta del Citi estima un IPC en 3,34%, la cual, podría subir a medida que aumenten los choques en el precio del dólar.