El mandatario recordó que con esta reestructuración, EPM tiene como objetivo ganarse la confianza de todos los ciudadanos

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

En línea con el compromiso del Gobierno de Iván Duque de reformar la prestación del servicio público de energía en la costa, hoy se realizó un acto protocolario en Cartagena, ciudad en la que entregó las llaves de la operación del segmento Caribe Mar a EPM, específicamente a su filial Afinia, quien será el nuevo encargado de operar en Bolívar, Sucre, Córdoba y Cesar, regiones que reúnen a más de 1,5 millones de clientes.

Para dar inicio a esta nueva operación, la superintendente de Servicios Públicos domiciliarios, Natasha Avendaño, junto a Blanca Ruiz, nueva gerente general de Afinia, firmaron el contrato que da luz verde para que EPM tome el control de la energía en la Costa.

En el evento participó el presidente Duque, quien aseguró que este no fue un proceso fácil, pero resaltó que fue transparente y que aún en medio de la pandemia se siguió el cronograma y hoy es posible entregar las llaves responsablemente a dos operadores que tendrán la meta de mejorar la infraestructura, "EPM viene a transformar y a servirle a la gente", dijo Duque.

En cuanto a las inversiones, el mandatario recalcó que se va a tener en una década casi $10 billones de inversión y en los próximos tres años se tendrán más de $4 billones para mejorar las redes y el servicio, "esa inversión es para mejorar las redes pero también para ganarse la confianza de los ciudadanos", dijo.

Cabe recordar que hace tan solo unas horas, el presidente también entregó las llaves al Consorcio de Energía de la Costa, quienes tendrán a su cargo el segmento de Caribe Sol, en el que está el Atlántico, La guajira y Magdalena.