El Jefe de Estado dijo que su equipo está centrado en combatir la crisis generada por la pandemia

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

El mayor gasto público que no se tenía previsto a comienzos de año por el Gobierno es uno de los principales efectos económicos que deja hasta el momento el Covid-19. El Ministerio de Hacienda explicó que solo en la primera etapa, para hacer frente a la crisis de la pandemia, se necesitó de una bolsa de $15 billones, monto que seguiría creciendo.

El jefe de la cartera económica, Alberto Carrasquilla, abrió el debate a comienzos de semana, al decir que mucho más gasto público para atender los desafíos en salud pública sería la puerta para una nueva reforma tributaria.
Y aunque un buen número de economistas dicen que sí es necesario para suplir el déficit y dar credibilidad, el presidente Iván Duque reaccionó de inmediato y señaló que esta no es una medida que se estudie.

En conversación con Jorge Cura Amar, director de noticias de la Emisora Atlántico, el Jefe de Estado señaló que “ese equipo económico es el mismo que trabaja conmigo todos los días, y por eso yo puedo decirle, con toda claridad, que este no es momento para presentar reformas tributarias, y que nosotros lo que queremos es enfrentar exitosamente esta pandemia”.

De hecho, Duque fue enfático en mencionar que las prioridades de su gabinete son enfocarse en el control sanitario, y que la reactivación económica no está sujeta a llevar un nuevo articulado fiscal al Congreso.

“En estas circunstancias, lo que tenemos es que utilizar toda nuestra creatividad, nuestro ingenio, nuestras baterías, para enfrentar la pandemia, para proteger a los sectores más vulnerables, proteger el empleo y para sentar una senda de reactivación. Y en momentos donde hay un choque tan grande no es momento para presentar reformas tributarias”, agregó Duque.

El Presidente también mencionó que esta crisis va a golpear a muchas economías. Algo que va de la mano con centros de pensamiento y universidades en las que se proyecta una desaceleración del PIB. Incluso, el nuevo cálculo del Fondo Monetario Internacional habla de -2,4%.

“En 2021 tendría que acudir a una reforma tributaria para alivianar el déficit fiscal que se estará viendo afectado como nunca antes”, dijo Juliana Salamanca, analista de Economía Fiscal, de la U. de los Andes, al recordar que Duque dijo en la entrevista que “una vez nosotros hayamos enfrentado esta pandemia, todo el país, unido, va a tener que tomar las decisiones”.

Los expertos proponen eliminar exenciones a empresas
Una de las cifras más fuertes que se han calculado por la crisis es la de Fedesarrollo, la cual alerta que un mes de aislamiento supone un impacto de $48 billones (4,5% del PIB). El director de la entidad, Luis Fernando Mejía, dijo que por eso, en caso de llegar a una nueva tributaria, “el primer artículo sería reversar el descuento de impuesto de industria y comercio contra el impuesto de renta, que cuesta entre $7 billones y $8 billones al año”.