Noviembre será clave para el sector, el 23 será la adjudicación de contratos de pilotos de fracking y el 27 se hará la asignación de áreas

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Las dificultades del sector petrolero en la crisis muestran la necesidad que tiene la economía colombiana de reactivar esta industria, pues una menor producción de gas y petróleo lleva a menores exportaciones de hidrocarburos que, en últimas, generan desbalances en la cuenta corriente del país.

La producción de estos commodities se redujo dramáticamente por la emergencia sanitaria y la pelea internacional sobre los precios del crudo. Sin embargo, diferentes estrategias del Gobierno han generado mayores expectativas, por lo que la industria espera cerrar el año con producciones cercanas a 800.000 barriles, alrededor de 95 taladros activos y entre 15 y 18 pozos exploratorios.

La apuesta de los gremios es fuente. Germán Espinosa, presidente de Campetrol, aseguró que para el cierre de 2020 se espera contar con 95 taladros activos, de los cuales 21 serán de drilling y 74 de workover; pozos exploratorios perforados entre 13 y 18, y una producción petrolera entre 780.000 y 800.000 barriles promedio día.

Francisco Lloreda, presidente de ACP, coincidió y dijo que el rango de producción para fin de año estará entre 780.000 y 800.000 barriles, entre 15 y 16 pozos exploratorios y entre 80 y 90 taladros activos. Por otro lado, Carlos Leal, presidente de la junta de Acipet, señaló que concuerda con la expectativa del Ministerio de Minas de cerrar el año con 800.000 barriles.

Con estas cifras, el sector apunta a una recuperación sólida, siempre y cuando se mantenga la tendencia positiva de reactivación; los precios del crudo siguen estables y la crisis del coronavirus no se agrava y merma la demanda.

“Esperamos una producción cercana a 800.000 barriles, siempre y cuando no se vaya a caer el precio del crudo por una segunda ola de covid-19 que se vuelva crítica. Esperamos que la actividad se mantenga”, expresó Leal.

Además, según actores de la industria, noviembre es un mes clave para el sector petrolero, pues se llevarán a cabo dos importantes hitos que buscan dinamizarlo y aumentar la producción para al menos acercarse, a corto plazo, a niveles de prepandemia.

Se trata de la asignación de áreas en la tercera subasta petrolera que realiza la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), la cual ya inició y se espera que el 27 de noviembre defina las áreas que no reciban contraofertas de las empresas habilitadas, y desde el 30 se suscribirán los contratos de las áreas con contraofertas.

En este proceso, dos empresas ya presentaron propuestas por los cuatro bloques. Parex Resources por Llanos 134 y VIM 43, y CNE Oil & Gas por VIM 44 y VMM 47. De las firmas se espera que, de no recibir contraofertas por esas áreas, sean a quienes se les adjudiquen el próximo 27 de noviembre.

LOS CONTRASTES

  • Francisco LloredaPresidente de ACP

    “Se esperan entre 15 y 16 pozos exploratorios; muy bajo comparado con años anteriores y los 60 programados para este año. De sísmica se estima en solo 300 km”

  • Germán EspinosaPresidente de Campetrol

    “Luego del mínimo obtenido en mayo se ha visto una recuperación en los volúmenes, debido principalmente a la puesta en marcha de proyectos de optimización en campos”

El otro evento importante que se dará este mes es la adjudicación de contratos especiales de proyectos de investigación de fracking. El 23 de noviembre la ANH dará a conocer el orden de elegibilidad definitivo de las propuestas de las tres empresas habilitadas (Ecopetrol, ExxonMobil y la minera Drummond), y hará firme la adjudicación de los contratos para que esas compañías empiecen a desplegar la infraestructura necesaria para realizar la investigación científica para hacer realidad el fracturamiento de pozos en el país el próximo año.

Con este cronograma, y si las empresas y el Gobierno cumplen con lo requerido, luego de hacerse la adjudicación empezaría la celebración de contratos, incluyendo el trámite de licencias ambientales en la Anla.

Incluso, en una pasada entrevista, el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, afirmó que esperan, como Gobierno, dar el visto bueno a los proyectos de investigación y que, además, se realice el fracturamiento de pozos en el tercer trimestre de 2021. A lo que añadió que habrá una cuarta subasta petrolera el otro año.