El informe de la Oficina de Control de Drogas de la Casa Blanca detalla que la producción pura aumentó ligeramente en un 8%

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

La Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (Ondcp) de la Casa Blanca anunció hoy que según estimaciones realizadas, el cultivo de coca y la producción de cocaína en Colombia se mantuvo estable al estar en 212.000 hectáreas en 2019, a 208,000 hectáreas que hubo 2018, mientras que la producción potencial de cocaína pura aumentó ligeramente en un 8%, pasando de 951 toneladas métricas en 2019, a 879 toneladas métricas en 2018.

El informe resalta que el Gobierno colombiano aumentó la erradicación manual en un 57,7% en comparación con el mismo período del año pasado. "Las fuerzas de seguridad colombianas han demostrado gran valentía, sacrificio y compromiso. En 2019, diez colombianos perdieron la vida y más de 50 resultaron gravemente heridos durante las operaciones de erradicación manual. Además, en 2019, las fuerzas policiales y militares colombianas confiscaron o ayudaron en la incautación de más de 492 toneladas métricas de cocaína y base de coca, la mayor cantidad en la historia colombiana", relata el comunicado entregado por la Oficina de Control.

Jim Carroll, director de la Ondcp, afirmó que "el presidente Trump se enfoca en continuar reduciendo el número de estadounidenses que mueren por sobredosis, y una parte clave de esa misión es trabajar con nuestros socios internacionales para frenar el suministro de drogas mortales. Este próximo año será crítico, y esperamos ver que los esfuerzos acelerados, incluida la erradicación aérea, marquen la diferencia en la reducción del cultivo y la producción de cocaína, lo que eventualmente salvará la vida del pueblo estadounidense", afirmó el directivo.

Ante la noticia, el informe señaló que la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de la Casa Blanca y la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley del Departamento de Estado de los Estados Unidos lideraron un diálogo antinarcóticos con el Gobierno de Colombia para establecer un conjunto bilateral de grupo de acción gubernamental para reducir los altos niveles de cultivo de coca y producción de cocaína en un 50% para fines de 2023.

El diálogo que se llevo a cabo se centró en aumentar la erradicación de la coca y la interdicción de la cocaína, mejorar la seguridad y las oportunidades económicas en las zonas rurales más afectadas por el tráfico de estupefacientes, y enfocarse en el lavado de dinero y las finanzas ilícitas relacionadas con los narcóticos.