Casa Blanca desmintió el encuentro.

Noelia Cigüenza Riaño - nciguenza@larepublica.com.co

Luego de muchas especulaciones y críticas del organismo, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró ayer a través de su cuenta de Twitter que estaba llegando a Nueva York (Estados Unidos) para participar en la 73 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU).

“Vengo a la ONU a defender la verdad de Venezuela, a traer la voz de nuestra patria. También vengo a recibir la solidaridad de los gobiernos del mundo, del pueblo. Llego cargado de emoción, de pasión, de verdades para que todo el mundo sepa que Venezuela está de pie. Hoy somos más fuertes que nunca”, decía el mandatario en un video colgado en su red social en el que aparecía junto a su esposa, Cilia Flores, poco antes de aterrizar en suelo neoyorquino.

La intervención de Maduro en la Asamblea General, prevista para ayer en horas de la tarde, se dio en momentos en que varios mandatarios del continente como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; su homólogo de Argentina, Mauricio Macri; de Brasil, Michel Temer; o de Colombia, Iván Duque, condenaron en sus intervenciones la violación de los derechos humanos en Venezuela.

La presencia de líder del chavismo en este organismo también coincidió con las sanciones que el gobierno estadounidense impuso a su esposa Flores; a la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López.

Casa Blanca desmiente encuentro
Otra de las especulaciones que se dieron ad portas de la llegada del mandatario a Nueva York era un posible encuentro entre Maduro y Trump. Sin embargo, aunque el presidente de Estados Unidos se mostró abierto a reunirse con su homólogo en un principio, finalmente la Casa Blanca descartó esa posibilidad tres horas después de que el presidente venezolano aterrizara. Según una fuente cercana recogida por agencias, la agenda del presidente estadounidense era “muy ajustada”.