El descuento corresponde al 9% adicional al salario que se destina al Sena, al ICBF y las cajas de compensación. Gremios dicen que medida es insuficiente

Adriana Carolina Leal Acosta

Como una medida adicional para aliviar el impacto que ha generado la propagación del Covid-19 para las empresas de turismo, aviación, restaurantes y eventos, el presidente Iván Duque y el Mintrabajo, Ángel Custodio Cabrera, anunciaron que se suspenderá temporalmente el pago de parafiscales.

Esto significa que aproximadamente 133.500 firmas de esos sectores dejarían de hacer aportes mientras esté vigente la declaratoria de emergencia económica, lo que según el artículo 215 de la Constitución, puede extenderse hasta por 90 días, desde que se decretó.

Sin embargo, se prevé que el decreto reglamentario que ya está listo y se encuentra a la espera de la firma de los ministros y el Presidente, contemplaría que la exención vaya hasta octubre.

Ahora bien, existen tres pagos de parafiscales que el empleador debe cubrir en su totalidad según la ley, teniendo como base el salario de cada trabajador, y que suman 9% adicional a esa remuneración. Este paquete está dividido así: 2% que le corresponde al Sena, 3% que va al Instituto de Bienestar Familiar y 4% que se envía a las cajas de compensación familiar.

Según cálculos preliminares de Minhacienda, estos aportes sumaron $9,6 billones en 2019, que fueron utilizados en programas de salud, educación, recreación y vivienda, y subsidios dirigidos a los trabajadores.

Cabe aclarar que el nuevo decreto por la emergencia no exime a los empresarios a hacer la contribución de 12% para pensión y de 8,5% para salud de cada uno de sus colaboradores, como funciona usualmente.

Pero aún con este beneficio y otros aprobados, como el aplazamiento de la declaración del IVA para el segundo semestre del año, los gremios que representan a los sectores en mención, señalan que los beneficios son insuficientes para mantener la nómina por más de un mes. “El peso que tienen los parafiscales frente a la exposición a la quiebra que tenemos hoy, no lo contrarresta. Es preferible suspender contratos y seguir pagando seguridad social, que esta propuesta. Desde el día uno le dijimos al Gobierno que para preservar empleos necesitamos que congelen arriendos, que representan 15% de los costos, teniendo en cuenta que la nómina representa 25% y que este gremio emplea a 500.000 personas”, señaló Guillermo Gómez, presidente de Acodres.

Pos su parte, Gustavo Toro, presidente de Cotelco, advirtió que solo 25% de sus agremiados está funcionando, por lo que la exención no alcanza. “El 60% de los hoteleros del país son pequeños, de hasta 10 cuartos, para quienes seguir pagando los sueldo es muy complicado. Por eso pedimos que si ya se llega a un límite, se permita la suspensión de los contratos para poder seguir pagando al menos seguridad social”.

LOS CONTRASTES

  • Paula Cortés CallePresidenta de Anato

    “Estamos esperando que salgan los decretos reglamentarios para que las agencias de viaje puedan pedir créditos y así mantener capital de trabajo y nómina”

Esta exención irá de la mano con una ayuda monetaria que entregarán las cajas de compensación a los cesantes que estuvieron afiliados a una de estas entidades en el último año o que sumen 12 meses en cinco años.