El último reporte del Dane evidenció que en junio en el total nacional los empleos formales fueron 4,9 millones y en mayo 4,8 millones

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

En junio el mercado laboral reflejó los avances que el Gobierno ha conseguido con la reactivación, en esta nueva realidad. Según el Dane, con las nuevas medidas que dieron luz verde a parte del tejido empresarial se recuperaron más de 800.000 empleos entre mayo y junio, sin embargo, esto se habría sentido más en el sector formal, pues el panorama para quienes se desempeñan en la informalidad fue distinto.

En el sexto mes del año, los niveles de informalidad marcaron 46,2%, lo que significó una caída de 1,1 puntos porcentuales, frente a junio de 2019. En términos cuantitativos la cantidad de ocupados informales que se observó en el país fue 4,28 millones, sin embargo, al comparar esta cifra con la de mayo; mes en el que las condiciones económicas eran muy similares por el aislamiento, se evidenció que los ocupados sin prestaciones sociales se estancaron e incluso hubo una leve caída, pues en el mes pasado la cantidad de esta población fue de 4,3 millones, es decir, casi 12.000 puestos menos.

En contraste con esta situación, en la que la pandemia sigue afectando hasta a los informales, el empleo formal aumentó. Entre mayo y junio estos trabajadores subieron en 103.000, es decir un 2% de incremento, una cifra que reflejó que, durante la pandemia, fue más fácil ingresar a una ocupación con seguridad social.

Según Iván Jaramillo, investigador del Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, que la cifra de informalidad en los ocupados se haya reducido y la de formales haya aumentado no quiere decir que esa proporción de informales haya pasado a ser formal, sino, que ahora está en la inactividad, “es más razonable que estén en esa condición y no quiere decir que las cifras sean directamente proporcionales, pero en la encuesta de hogares de junio sí se vio un crecimiento de los inactivos”, dijo.

Ahora bien, uno de los mensajes que dejaron los cálculos de la entidad estadística fue que la pandemia también sigue afectando a estos trabajadores en la calle, pues gran parte de estos se concentran en labores que no son consideradas en la reactivación. “Hasta los informales se están viendo afectados por el confinamiento y se están reduciendo”, dijo Jaramillo.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “La población ocupada informal pasó de 46,1% en mayo a 45,3% en junio. Es altamente probable que la población ocupada informal se haya mantenido estable, con una ligera reducción”.

  • Iván JaramilloInvestigador del Observatorio Laboral de la U. Rosario

    “En la medida que baja la ocupación, baja la informalidad porque hay menos personas ocupadas. Entonces, en definitiva, los informales se han reducido por el confinamiento”.

Por otro lado, el informe del Dane también entregó datos de la ocupación informal desagregada por género. En estos se evidenció que los hombres ocupados informales mostraron una variación más alta que en junio de 2019, con un total de 46,4%, casi un punto por encima de los reportado un año atrás, sin embargo, frente a mayo, el cambio fue solo de 0,3 puntos porcentuales.

En cuanto al mercado laboral de las mujeres, en junio, la proporción de ocupadas informales fue 45,9%, una cifra que resulta relevante pues frente a junio de 2019 y a mayo de 2020 fue relativamente menor. Solo en el mismo mes del año anterior las mujeres ocupadas de la informalidad llegaron a 49,5%, y en mayo de este año llegaron a 46,9%.

Documentos adjuntos