La pérdida del boleto ganador es una de las razones por las que los ganadores no puede reclamar el premio

Colprensa

Si usted se ganara la lotería o el chance, ¿dejaría de reclamar el premio? La respuesta de la mayoría es no, pero, aunque parezca imposible, los apostadores de Norte de Santander han dejado de cobrar $886 millones en premios en el primer semestre de 2019.

Asojuegos informó que según reportes de Coljuegos, el Consejo Nacional de Juegos de Suerte y Azar (Cnjsa) y la Superintendencia Nacional de Salud, los ganadores de todo el país dejaron de reclamar $81.000 millones en premios en 2018 y en lo que va de 2019 la suma asciende a $35.000 millones.

Desde el gremio indican que los premios no se reclaman principalmente por la pérdida del boleto ganador; sin este los operadores no pueden redimir su premio.

Otra razón es por la destrucción del formulario, también que las personas que juegan ocasionalmente no están acostumbradas a consultar los sorteos en los que apostaron por lo que realmente no saben si ganaron o no.

Y ¿qué pasa con los premios que no se reclaman? Asojuegos informó que 75% del monto se debe girar a la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres), mientras que el otro 25% se transferirá a la oficina departamental de la lotería y será usado en el control de los juegos ilegales.

Del monto total que no se ha reclamado en el departamento, $879 millones corresponden a las apuestas permanentes (chance) y $6,5 millones a la lotería tradicional.

Asojuegos informó que los juegos en donde más prescriben los premios son los promocionales y las loterías.

“Esto se da porque son juegos en los que no se requiere la presencia del usuario para hacer el evento o sorteo en el que se seleccionará el ganador, lo que sí ocurre en los juegos localizados”, explicaron.

En el caso de las juegos por internet, teóricamente no hay lugar para la prescripción.

Pero existen plataformas que piden un uso periódico, so pena de la inactivación o cancelación de la cuenta, razón por la cual se podrían llegar a perder algunos premio.