La emisión de los títulos por pago ejecutado tienen garantía del estado y aseguraron financiación por $2,4 billones

Ana María Sánchez - amsanchez@larepublica.com.co

Una de las obras de infraestructura más ambiciosas del país es el metro de Bogotá, un proyecto que, en su primera línea cuenta con 23,9 kilómetros, y resulta ser de las más extensas del continente.

No obstante, la financiación de esta construcción conlleva más que solo dinero, pues al ser del tal magnitud requiere una serie de estrategias y herramientas que permitan minimizar el riesgo inherente a su operación y den más garantías a los actores del proceso, para de esta manera asegurar los recursos necesarios para su construcción.

Así, la primera de los más recientes pasos para asegurar recursos, se dio cuando se firmó una línea de avales entre el Bbva y Chec por US$90 millones, en plata local, cerca de $334.066 millones, para garantizar la financiación del contrato de concesión de la construcción. Esto, corresponde a una garantía que busca que las empresas respondan en caso de que se necesite.

Ya han pasado casi ocho meses desde que se firmó el contrato con la concesionaria china, y aunque se tenía previsto dar inicio en agosto de este año, la pandemia corrió el calendario y no será hasta octubre que empiece lo pactado desde antes de este año.

Sin embargo, la Empresa Metro sigue apuntando a asegurar los recursos necesarios y otra de las importantes movidas en esta línea fue la construcción de un instrumento de financiamiento llamado Títulos de Pago por Ejecución (TPE); una herramienta que permitirá a la compañía cubrir parte de los pagos al consorcio que construirá la primera línea del Metro de Bogotá (Pmlb).

“Estos sirven de forma de pago pare remunerar el proceso de construcción a medida que se entreguen tramos. Los títulos son un medio de pago, ya se emitieron 2,4 millones de títulos cada uno de $1 millón”, afirmó Andrés Escobar, gerente de la EMB.

Esta herramienta, además, es la primera de su especie, pues fue un instrumento que se construyó en conjunto con los directivos de la Empresa Metro de Bogotá, la Secretaría de Hacienda Distrital y la Bolsa de Valores de Colombia.

LOS CONTRASTES

  • Andrés EscobarGerente de la Empresa Metro de Bogotá

    “Este es un resultado de un análisis financiero de cómo lograr lo máximo posible del alcance del proyecto con los recursos que tenemos disponibles para realizarlo”.

El primer apoyo que tuvo esta herramienta, y se convirtió en la tercera movida para la financiación de la obra, vino del Ministerio de Hacienda, pues la cartera dio a conocer la Resolución 1502 de 24 de julio, por la cual dio garantía sobre la operación de la Bolsa. Esto, según el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia, Juan Pablo Córdoba, da aún más seguridad a los inversionistas y genera más confianza en el mercado de deuda pública.

Posterior a esta garantía otorgada y que va en línea con la decisión del Conpes 3923 de dar el visto bueno para que la Nación otorgará garantía a la EMB hasta por $7,8 billones, para respaldar el plan, la compañía, junto a actores del Distrito y de la Bolsa de Valores, pusieron en marcha la emisión de los títulos por un total de $2,4 billones.

Con esta acción la EMB tiene una herramienta complementaria a la financiación en dólares que ya aprobaron tres entidades multilaterales: el Banco Mundial (BM), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Para Alfredo Barragán, experto en banca de la U. de los Andes, en el camino se podrán presentar sobrecostos, pero “la nueva emisión es una buena opción para avanzar”.

Documentos adjuntos