Se espera que el próximo martes 6 de agosto se decida cómo se liquidará el contrato de la carretera.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

La Superintendencia de Puertos y Transporte le dio la razón a la Procuraduría General de la Nación sobre los alcances de la decisión de liquidar la Ruta del Sol II. A través de una carta enviada al Ministerio Público, la entidad manifestó que esta nulidad del contrato no puede "implicar el reconocimiento de pagos a favor del concesionario"

Al responder los cuestionamientos de la Procuraduría, sobre los alcances de la decisión a pocos días de conocerse el fallo del Tribunal de Arbitramento, que definirá la nulidad del contrato y el monto del detrimento atribuible a la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. , la Superintendencia precisó que con la disolución y convocatoria a liquidación se deberá preservar el patrimonio de la empresa para que con él se responda a los acreedores, incluyendo al Estado.

Ante los rumores sobre el favorecimiento a la concesionaria, la Superintendencia también negó que se haya tomado alguna decisión de pagos a favor de la empresa.

Por medio de la misiva, conocida por LR, la Superintencia también explicó cuál fue el proceso para decretar la liquidación de la concesionaria. Igualmente, frente a esto, la Procuraduría indicó que "se insistirá para que los créditos a favor del Estado, que llegare a dejar en firme el laudo arbitral o la acción popular, sean prevalentes o preferentes".

Es importante resaltar que hace una semana la Supertransporte, Carmen Ligia Valderrama, declaró la disolución de la Concesionaria Ruta del Sol S.A.S. al argumentar que se quería "proteger a terceros de buena fe, brindar seguridad jurídica y aprovechar el patrimonio de la sociedad".

De acuerdo con Valderrama, esta decisión se tomó debido a “la imposibilidad de la sociedad para continuar desarrollando su empresa social y la existencia de presupuestos financieros y administrativos que reportan una situación crítica de la compañía”.

Se espera que el próximo martes 6 de agosto el Tribunal de Arbitramento de Bogotá decida cómo se liquidará el contrato de la carretera y quién pagará las deudas de la misma.