Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes aprobó un consumo de 1,2 toneladas de cannabis.

Kevin Steven Bohórquez Guevara - kbohoquez@larepublica.com.co

Luego de que la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (Jife) confirmara que Colombia no podrá sobrepasar el consumo de 1,2 toneladas de cannabis medicinal, el presidente de la Asociación Colombiana de Industrias de Cannabis (Asocolcanna), Rodrigo Arcila, dio un parte de tranquilidad y aseguró que “la disminución no afecta para nada el proceso de la industria”.

Arcila indicó que esta señal de la Jife es tan solo un ajuste que se da por la dinámica que se está viendo el mercado. “Cuando inicialmente se aprobaron 40 toneladas no hubo mayor utilización de esos cupos. Es una industria nueva, que aún se está aproximando a los estadios de producción”, explicó.

La disponibilidad, o el techo máximo del consumo, que fija esa junta internacional, obedece a las dinámicas que se están viendo en cada país.

Es por eso que más allá de las posibles afectaciones que se podrían dar, el directivo confirmó que esta modificación “no afecta la producción de las empresas y sus procesos de importación”.

LOS CONTRASTES

  • RodrigoArcilaPresidente de Asocolcanna

    “Cuando inicialmente se aprobaron 40 toneladas no hubo mayor utilización de esos cupos. Es una industria nueva, que aún se está aproximando a los estadios de producción”.

“Cada empresa empieza a poner sus cupos dentro de las necesidades que va detectando. Eso también depende de la demanda y el potencial que se vea a nivel local”, dijo el presidente del gremio, quien agregó que “este escenario obliga a que en 2020 se puedan ajustar las cargas luego de que las empresas vean un mejor comportamiento de la demanda”.

Y es que el incremento en los cupos de consumo se podría ver en los próximos años ahora que el mercado continúa creciendo en materia de permisos e inversiones. De hecho, una cifra que podría comprobar esto es el más reciente informe del Ministerio de Justicia, en el que se indica que ya hay 247 licencias para un grupo de más de 60 empresas entre pequeños productores y grandes multinacionales.

De esos permisos, es Cundinamarca el departamento con mayor número de autorizaciones para trabajar con cultivos de cannabis, pues en total hay 75 en esta zona; seguido de Antioquia, con 45 licencias; Valle del Cauca, con 24; Cauca, con 23; y Tolima, con 22.

Ante esta dinámica, días atrás Sergio Eastman, director de investigación de Medcann Colombia, confirmó que “ya se empieza a ver un comportamiento regional porque las zonas donde hoy más tienen permisos son aquellas de condiciones favorables agronómicas para la planta. Por eso, hay trabajos fuertes en el centro y el Pacífico del país”.

Por ahora, aún se continúa esperando el reporte de hectáreas cultivadas que hay en el país, el cual permitirá hacer un diagnóstico de cómo está el mercado y cuáles son las áreas de mayor proyección.