.

La caída que tuvo la industria durante el año pasado fue la más pronunciada desde 1999

sábado, 13 de febrero de 2021

La producción real de la industria manufacturera se contrajo 8% en 2020. Bogotá y Antioquia explicaron casi 50% de los resultados

Carolina Salazar Sierra

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) informó que la producción real de la industria manufacturera se contrajo 8% en 2020 con respecto a los resultados de 2019. Esta es la mayor contracción desde 1999, cuando la producción disminuyó 13,4%. Desde esa fecha se habían presentado contracciones en 2002 (-0,1%), 2008 (-3,3%), 2009 (-4,6%), 2012 (-0,2), 2013 (-1,8) y 2017 (-0,5%).

La disminución en 2020 estaría explicada casi en 50% por los resultados de Bogotá y Antioquia, pues aportaron -2,1 y -1,8 puntos porcentuales a la cifra nacional. Las dos regiones suman -3,9 puntos de los ocho de la contracción. “Vemos una sobre concentración de esta contracción manufacturera nacional de 8% aportada por los principales contextos urbanos del país, Bogotá y Antioquia, que son los espacios geográficos que más aportan contagios y muertes por covid-19", dijo Juan Daniel Oviedo, director del Dane, quien también mencionó que a pesar de su aporte en la contracción, Bogotá y Antioquia en conjunto no logran pesar 50% del valor de la producción manufacturera.

Por su parte, los dominios que más se contrajeron en el año fueron la fabricación de vehículos automotores (-38%), la confección de prendas de vestir (-25,3%) y las industrias básicas de hierro y acero (-21,2%). Sin embargo, las industrias que más aportaron a la variación fueron las de elaboración de bebidas (-1,1 puntos porcentuales), refinación de petróleo (-1 pp), confección de prendas de vestir (-0,9), la fabricación de productos no metálicos (-0,8) y las industrias básicas de hierro y acero (-0,7 ). En conjunto, estas cuatro actividades contribuyeron -4,5 puntos porcentuales a la contracción anual, es decir, 56%.

LOS CONTRASTES

  • Juan Daniel OviedoDirector del Dane

    “Vemos una sobreconcentración de esta contracción manufacturera nacional de 8% aportada por los principales contextos urbanos del país”.

Cabe mencionar que, según el director del Dane, Juan Daniel Oviedo, la contracción en actividades como la refinación de petróleo se debió en parte a las medidas de confinamiento adoptadas el año pasado. “Uno de los efectos más grandes de las medidas sanitarias fue quedarnos quietos, por consiguiente, la comercialización de combustible se redujo de forma importante en el país y la actividad manufacturera que genera ese combustible, que es la de refinación, explica otro punto de esos ocho de la contracción”, dijo. Lo mismo ocurrió con la producción de bebidas, pues, según el director del Dane, la disminución en las compras de bebidas personales en las cafeterías o tiendas de barrio pudo afectar este rubro.

En cuanto a las cifras mensuales, el Dane informó que en diciembre de 2020 la producción manufacturera creció 1,5% con respecto al mismo periodo de 2019, mientras que el personal ocupado disminuyó 4,8% y las ventas reales cayeron 1,2%.

Este sería el primer mes con una variación positiva en la producción desde que inició la pandemia y después de una contracción de 35,9% en abril. “Después de haber visto contracciones anuales de la producción real en abril de 35,9% rápidamente llegamos a agosto con una contracción de 8,9% y desde el comienzo de la pandemia es la primera vez que tenemos una variación positiva”, dijo Oviedo.

Aunque la producción real fue positiva en diciembre, el crecimiento anual de las ventas sigue siendo negativo. Según el director del Dane, estos resultados mixtos se dieron porque parte de la producción se destinó a la acumulación de inventarios y no necesariamente a la venta a través de diferentes canales.