.
ECONOMÍA

Iniciar la paz costará 2,2% del PIB, y sostenerla otro 3%

sábado, 1 de octubre de 2016
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Noelia Cigüenza Riaño

Para llegar a la cifra, el centro de investigaciones económicas se fue por dos caminos: el primero de costos inmediatos que valoró en 2,2% del PIB, y un segundo cálculo de sostenimiento de 3% anual. La llamada paz completa y duradera en el tiempo podría valer hasta cinco puntos del PIB calculado a dólares de 2016 en US$380.000 millones.

El ejercicio de Anif, en cabeza de su presidente Sergio Clavijo, busca dar los costos de implementación de los acuerdos y sus potenciales beneficios. La investigación parte de que los dividendos de paz son inexistentes: “no hay la menor posibilidad de entrar a reducir de forma significativa el gasto en fuerza pública, el cual bordea actualmente 3,5% del PIB (defensa 2,4% más policía 1,1%)”.

Partiendo de esa base, del lado de los costos inmediatos, el rubro de mayor valor es el de la indemnización a las víctimas que según Anif ascendería a 1,9% del PIB por año si el Gobierno concede medio salario mínimo mensual legal vigente por tres años a unas cinco millones de personas víctimas del conflicto armado. 

Cifra que se treparía a 3,9% del PIB si la población aumenta a 10 millones y, a 3,6%, si el periodo se amplía a seis años, lo que según Clavijo equivaldría a la mitad del valor al descubierto de Colpensiones. 

En cambio, según esta investigación de cinco meses denominada “Dividendos, beneficios y costos del proceso de paz”, la exigencia presupuestal del resto de rubros es bastante marginal con un total de 0,3% del PIB y se podría llegar a saldar en unos años.

En cuanto al costo del proceso de sustitución de cultivos a nuevos productos se elevaría a 0,14% del PIB si se suma el costo total anual de trasladar la siembra de 48.000 personas que poseen unas 96.000 hectáreas del narcotráfico al mundo del cacao, que representa 0,04% del PIB ($3,3 millones la instalación de los cultivos, $0,3 billones el costo anual y $1,6 billones el acumulado en cinco años), más 0,1% de indemnizaciones a los cultivadores. 

Por su parte, con 7,1 millones de hectáreas de uso agropecuario y 60.000 de ellas incautadas, la transformación del campo se ubicaría en 0,12% del PIB si se siguen los lineamientos de lo que planteó la Misión Rural. 

A ello, se le sumaría el costo total anual de los campamentos y el sostenimiento de los desmovilizados que alcanzaría 0,059% del PIB. Así, sostener los campamentos si, por ejemplo, se dan dos salarios mínimos ($1,3 millones) a los 18.000 combatientes supondría $139.200 millones a las arcas públicas y sostener a los desmovilizados con asignaciones mensuales alcanzaría los $330.000 millones. 

Respecto a la conservación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el costo se elevaría a $1.210 millones en tres años y en cinco llegaría a $1.185 millones por año.

Aparte de gastos los inmediatos, Anif hizo hincapié en los costos posteriores de sostenibilidad del posconflicto, que engloban aquellos relacionados con la adecuación de las vías secundarias y terciarias, así como partidas adicionales para créditos y educación rural, y suponen un total de 3% del PIB por año durante el próximo quinquenio. 

De acuerdo con Clavijo, todo ello solo luce viable con la elaboración de una reforma tributaria estructural donde la piedra angular sea la expansión del IVA, que es lo único que va a permitir incrementar el recaudo neto entre uno y dos puntos del PIB. 

“La reforma es fundamental para sentar las bases de lo que va a ser la construcción de una paz fructífera y duradera. Desde fuera ya no van a ver solo la fragilidad fiscal, sino que esto es un ‘coletazo social’. Tenemos que dar señales de seriedad”, dijo el presidente de Anif a LR.   

Según el documento, los cálculos del aterrizaje de la paz tienen un horizonte entre siete y 10 años. “Colombia tiene que pensar en un mayor esfuerzo fiscal si quiere cementar los beneficios de la paz que hemos cuantificado entre 0,5%-1% de crecimiento adicional por año durante 2017-2022”, añadió. 

Y es para la institución el mayor problema radica en que el Gobierno solo descontó gastos presupuestales por 1% del PIB, con lo que debería agregar al menos otro 1,2% del PIB por año al posconflicto. 

“Estamos haciendo el costeo detallado. En el punto seis de los acuerdos se habla de un plan de implementación en el que la comisión de verificación lo mira, lo pasa al Conpes y se vuelve un documento Conpes”, explicó a LR el ministro de Hacienda y Crédito Público, Mauricio Cárdenas. 

Por su parte, el consultor Hernando José Gómez, exdirector del DNP, aseguró que quien más ha perdido con la guerra es el capital educativo. Por ahora cubrir los costos de la paz será necesario un ajuste fiscal que genere los recursos. 

Las opiniones

Sergio Clavijo
Presidente de Anif

“Si las Farc dejan las armas, el pronóstico de Anif es que entre 2018 y 2022 Colombia regresará a su crecimiento potencial que se ubica en 4,5%”. 

Mauricio Cárdenas
Ministro de Hacienda y Crédito público

“Aún es apresurado salir a dar una cifra. En el punto seis del Acuerdo Final se habla de un plan de implementación que la comisión de verificación tiene que revisar”.

Enviada Especial*
*Invitada por fasecolda

Conozca los beneficios exclusivos para
nuestros suscriptores

ACCEDA YA SUSCRÍBASE YA

MÁS DE ECONOMÍA

Educación 21/05/2024 Juez negó tutela para nombramiento de rector encargado en la Universidad Nacional

El fallo ratifica lo expuesto por la Procuraduría, ratificando que el proceso adelantado por el Consejo Superior Universitario actuó conforme lo expuesto por la ley

Ambiente 19/05/2024 Nivel de embalses subió a 24,43%, pero el consumo está por encima de lo requerido

El alcalde de Bogotá, Carlos Fernando Galán informó que la capital tiene cinco día con el nivel de consumo por encima de lo establecido

Transporte 22/05/2024 Aerocivil registró que se han movilizado más de 17 millones de pasajeros durante 2024

De acuerdo con la Aeronáutica Civil, el país ha tenido un incremento de 15,7% si se compara con los primeros cuatro meses de 2023, destacando el repunte de viajeros internacionales