Se pretende que el beneficio alivie el bolsillo de 1.625 familias, entre ellas, el de 709 usuarios de crédito educativo y 462 deudores solidarios

Allison Gutiérrez - agutierrez@larepublica.com.co

Como otras de las medidas que ha venido anunciando el Gobierno Nacional para aliviar el impacto del huracán Iota en San Andrés y Providencia, el Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en Exterior (Icetex) decidió suspender, por un año, el cobro mensual y de intereses de los créditos educativos, a los usuarios del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Con esto, se pretende que el beneficio alivie el bolsillo de 1.625 familias, entre ellas, el de 709 usuarios de crédito educativo y 462 deudores solidarios más, que residen en San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

Algunos voceros del Icetex dijeron que la medida también “cobija a 454 beneficiarios cuyo núcleo familiar resida en el archipiélago o se encuentren vinculados con esta financiación a instituciones de educación superior de dicho territorio”.

En cuanto a los lineamientos que regirán la aplicación del alivio educativo, se encuentra que ésta “es independiente del estado del crédito. Es decir, para acogerse a la medida, no importaría si el estudiante beneficiado se encuentra al día o en estado de mora”, según explicó la entidad.

De igual forma, se indicó que el auxilio “contempla además la suspensión durante el período de las acciones de cobro administrativo, prejurídico y jurídico, el reporte a centrales de riesgo y la expedición de recibos de pago”.
También se estipuló que “por el mismo lapso, se suspenderá el proceso de paso al cobro de las obligaciones que así lo ameritan”. Y, continuará el proceso de renovación y desembolso sin restricciones.