ENTerritorio es la entidad encargada de estructurar los proyectos para que las regiones puedan llevarlos a licitación o aprobación. Tienen un equipo técnico para ello.

María Paula Aristizábal Bedoya - maristizabal@larepublica.com.co

Alcaldes y gobernadores de las ciudades más pequeñas de Colombia cuentan con una entidad que les ayuda a estructurar los proyectos para ser ejecutados. Esta es la razón de la Empresa Nacional Promotora de Desarrollo Territorial (ENTerritorio), entidad adscrita al Departamento Nacional de Planeación (DNP) y antiguo Fonade. María Elia Abuchaibe, gerente de la entidad, habló sobre los objetivos que tienen y cuál es su hoja de ruta para trabajar en ellos.

¿Cómo recibió a la entidad?

Encontré una entidad que tiene un valor muy importante dentro del funcionamiento del Estado por la ejecución de muchos proyectos para otras entidades que no tienen capacidad de ejecución. Asumí el reto de ponerme al frente de todos los procesos que venimos sacando adelante, entre ellos, la reestructuración de la entidad una vez pasó de ser Fonade a ENTerritorio con los decretos que se oficializaron en marzo.

¿Cuáles son los cambios principales?

Si bien antes la entidad se dedicaba mucho a la gerencia y gestión de proyectos, ahora queremos hacer un cambio para ser mucho más estructuradores de proyectos. No dejaríamos de lado de forma tajante las otras líneas, pero sí queremos concentrarnos mucho en ser una entidad del Gobierno Nacional al servicio de las regiones.

¿Cuál es su hoja de ruta?

Las lecciones del pasado nos han permitido identificar qué temas no podemos repetir, estamos en una etapa de reestructuración interna de la entidad. Somos una empresa industrial y comercial del Estado y funcionamos como una empresa que tiene compromisos frente a la rentabilidad y el cliente. Pese a que somos públicos, tenemos que hacer ese cable: una cultura organizacional diferente, mucho más inclinada hacia los clientes, cumpliendo con los compromisos que estamos asumiendo en calidad de trabajo, tiempos, planificación de procesos, entre otros, todo alrededor del servicio del cliente. Con un sello de transparencia, revisando cómo podemos mejorar los procesos de contratación para que sean muy atractivos y a la vez muy garantistas en cuanto a la participación de las empresas, pero también muy ágiles para poder responder a las necesidades que tenemos.

LOS CONTRASTES

  • Francisco SuárezConsultor de Infraestructura

    “Hay municipios que no tienen capacidad de ejecución suficiente y ENTerritorio entra a ayudar a sacar adelante proyectos que de otra forma no podrían surgir. Hay buena disposición a sacar adelante esto”.

¿Cómo convertir las ideas en proyectos?

Muchos de los municipios pequeños están teniendo dificultades para acceder a recursos. Hay muchos recursos disponibles, en el caso de las regalías, hay más de $13 billones estancados que no se han podido invertir porque los proyectos no llegan bien definidos a las instancias de aprobación y así como pasan en regalías, pasa con otras fuentes.

Muchos de esos municipios tienen necesidades y tienen sueños, por ejemplo quieren contar con una vía que los conecte a otro municipio para sacar los productos o una escuela para los niños.

Sin embargo, no tienen los equipos para poder sentarse a decir este es el diseño adecuado para esta necesidad, el modelo financiero, los requisitos legales; entonces por eso no logran hacer ese salto. A duras penas consiguen los recursos para salir a licitar una obra sin tener todos estos estudios, muy probablemente esos procesos de contratación terminen con todos los problemas del mundo porque los diseños, financiación o sostenibilidad no eran los mejores.

Nuestro papel no va a ser el de los ejecutores sino ese paso previo de preinversión para que estos municipios cuenten con los estudios adecuados y pasen a hacer el proceso de licitación o contratación, teniendo una base muy sólida. Esa va a ser nuestra ayuda para poder cristalizar esos sueños y hacerlos realidad.

¿En qué están trabajando?

Estamos avanzando en identificar los proyectos que podríamos estructurar en estos meses que quedan para que el año entrante, cuando lleguen los nuevos mandatarios, haya una oferta de proyectos ya estructurados y con eso se acortan los tiempos. Es el eslabón que queremos conectar: las necesidades que hay se realicen a través de la estructuración de proyectos.

Con el DNP trabajamos en la estructuración de 53 proyectos en etapa de factibilidad, donde tenemos acueductos y alcantarillados en la zona de Catatumbo, en julio vamos a entregar 10 proyectos ya estructurados. Acabamos de entregar la vía Cabuyaro-Puente Humea y la vía Valencia-San Pedro en Urabá. Buscamos tener 200 proyectos cada dos años, una meta que nos trazamos según los cálculos.