Total de US$530 millones

Heidy Monterrosa Blanco - hmonterrosa@larepublica.com.co

Con un monto total de US$530 millones, el Grupo EPM mejoró su perfil de deuda con las operaciones de manejo ejecutadas por sus filiales en Chile y Panamá, las cuales se llevaron a cabo con el objetivo de disminuir los requerimientos de caja en el corto plazo.

Estas operaciones complementan las acciones internas que se han hecho para optimizar gastos e inversiones, así como la venta de activos para mantener las inversiones en infraestructura de servicios públicos en el país.

En Chile, aprovechando las condiciones financieras del mercado, la filial Aguas Antofagasta extendió el plazo a cinco años de la línea de crédito por US$430 millones con Scotiabank y el Banco del Estado de Chile. Con esta transacción se refinancia el crédito obtenido por la empresa en 2015, cuyo vencimiento estaba pactado para febrero del próximo año.

La filial panameña Elektra Nordeste anunció la firma de una línea de crédito con Scotiabank en Panamá, por un monto de US$100 millones y plazo de cinco años, extendiendo también el plazo de deuda existente. La ejecución de estas operaciones mejora el perfil de deuda del Grupo EPM, incrementando su vida media de 5,9 a 6,3 años.

Estas operaciones se realizaron por la contingencia del proyecto Hidroituango, donde la empresa ha estado trabajando para recuperar la infraestructura física.

Según el último reporte sobre el estado de la hidroeléctrica, en las áreas que están por fuera del caudal de riesgo y a las que están retornando las comunidades, la empresa ha llevado a cabo reparaciones y mejoras locativas.

Sin embargo, el Centro de Salud Puerto Valdivia no se ha podido reparar porque en el informe de asesoría técnica de la Gobernación de Antioquia, se recomendó que sea reubicado por fuera de la zona de inundación.