El Grupo Bolívar hará una donación de $75.000 millones al Gobierno Nacional para atender sectores afectados por la pandemia

Gabriel Forero Oliveros - gforero@larepublica.com.co

Muchos empresarios han dicho que en momentos de crisis es cuando salen las mejores ideas y se demuestra la resiliencia que debe tener el sector productivo para salir adelante. Ahora, en medio de esta nueva pandemia, y ante un panorama que genera incertidumbre, José Alejandro Cortés, hombre de empresa y presidente de la junta directiva del Grupo Bolívar, recuerda que esta es una oportunidad para repensar nuevos negocios y que es necesario que haya un diálogo entre el Gobierno y todos los sectores para salir adelante, cuidar el empleo y sostener la economía.

¿Cómo se puede salir de esta crisis?
El aislamiento ha sido muy positivo, si se compara con otros países, a Colombia le ha ido muy bien y ese es un factor supremamente importante. Si bien la cuarentena es clave, tenemos que entrar a evaluar el problema económico, que es realmente serio; pero las autoridades lo han manejado bien. Lo que creo es que se debe luchar por etapas, y lo primero es que cada industria sabe lo que es mejor para su gente. El agro debe seguir produciendo para atender el abastecimiento, y se debe manejar con mucha sabiduría, al igual que todas las instituciones de salud. Hay que seguir protegiendo a la población vulnerable y crear un diálogo entre Gobierno y sector privado para consolidar esfuerzos para tener una solución.

¿Qué opina de la dicotomía que se ha planteado entre economía y salud?
La salud es importantísima, y creo que sabemos cómo manejaremos ese tema. En 15 días vamos a tener información más clara de lo que está sucediendo en Colombia. Con más información entraremos a solucionar el problema económico lo más rápido posible, porque si no van a desaparecer un montón de empresas pequeñas que después no podrán levantar cabeza y van a desaparecer.

¿Qué opina de las medidas implementadas por el Gobierno en esta crisis?
Yo creo que lo han manejado bien. Tanto el Gobierno central como los departamentos han hecho un trabajo extraordinario, y esas medidas para darle liquidez a los más vulnerables son importantes.

Pero hay quienes dicen que no se ha ayudado a la clase media, ¿qué piensa de esto?
Es importante atenderlos a todos. Tenemos que tener nuevas ideas para manejar la crisis, como en el tema financiero. Y para eso la Superintendencia debe estar al frente de los bancos, porque el problema se va a presentar a nivel de deudores como los hipotecarios, y esto, a futuro generaría una crisis de cartera.

La última vez que Colombia tuvo una economía que cayó fue en 1999, cuando el PIB se redujo 4,2%, ¿qué hacer para sostenernos este año?
Es un tema que deben analizar los banqueros, el Banco de la República y el Ministerio de Hacienda. Este es un problema temporal y de corto plazo, pero como dije, es importante que empresas y Gobierno tengan coordinación, aunque ya en eso se está empezando a trabajar. Se debe coordinar el esfuerzo de varias empresas para que haya diálogo con el Presidente.

LOS CONTRASTES

  • Mauricio SantamaríaPresidente de Anif

    “Lo que más preocupa de la crisis actual es el crecimiento, porque esto afecta directamente los ingresos de los hogares y genera mayor pobreza y más desempleo”.“Lo que más preocupa de la crisis actual es el crecimiento, porque esto afecta directamente los ingresos de los hogares y genera mayor pobreza y más desempleo”.

¿Qué consejo le da a los empresarios y emprendedores en estos momentos de incertidumbre?
Que hay que buscar una solución. Cada industria tiene que evaluar cuáles son sus necesidades, para tratar de aguantar este momento. Si es el caso, algunos trabajadores deben aceptar reducir sus ingresos, y ya se repondrán después de este momento. Pero hay que ver las soluciones en cada caso. Las empresas grandes no deben tener problema en mantener a sus empleados. Las pequeñas y medianas sí, por eso luego, una vez entremos en actividad completa buscar soluciones. Son muy diferentes los problemas de un banco o los de una panadería.

¿Hay que confiar en que todo va a mejorar?
Sí. Creo que nosotros tenemos la capacidad de manejar esto. Hay que hacer esfuerzos entre empresas, empleados, sindicatos y contemplar las dificultades. Es un momento para todos.

Al Gobierno se le juntó tasa de cambio a $4.100, crudo sobre US$25 y la crisis, ¿estamos preparados para afrontar esto?
El Gobierno está haciendo un esfuerzo muy grande, y es el que puede tomar decisiones, pero yo sí veo que el Gobierno está haciendo un esfuerzo muy grande. Yo creo que las empresas son conscientes y están manejando a sus empleados. Y pienso que hemos tenido un buen manejo fiscal.

¿Qué opina de quienes dicen que es momento de que todos deben ayudar?
Algunas empresas y personas pueden ayudar. En el caso particular del Grupo Bolívar vamos a donar $75.000 millones para ayudar en esta situación, pero hay otras empresas que no tienen la capacidad de hacerlo. Es importante que haya una concepción nacional y que todos tratemos de hacer un esfuerzo.

¿Usted qué piensa de todo el debate que se ha dado frente a los migrantes venezolanos?
Desde el punto de vista económico ese es un problema menor. Estoy convencido de que debemos seguir ayudándolos, es una situación particular con la cual debemos colaborar de forma positiva desde el punto de vista económico, pero el tema de los venezolanos es muy menor.

Fedesarrollo prevé que uno de los efectos más grandes de la situación actual será el desempleo, que podría subir a 19%, ¿hay que hacer un pacto para que no haya despidos?
Esos cálculos son un pronóstico y no una realidad. Cada empresa debe solucionar su problema, y sí se amerita el diálogo, pero no creo que la solución sea poner a la fuerza medidas, porque eso sería mandar a muchas empresas a la quiebra. Esto se tiene que mirar a largo plazo y no solamente de este momento.

¿Qué le dice a los trabajadores que critican a los patronos?
Que este es un problema de todos, trabajadores y empresarios. Estos últimos tienen responsabilidad moral y social, pero todos debemos buscar una solución sin sacrificar a ningún colombiano.

¿Este es el momento de repensar el modelo productivo?
Sí. Es una oportunidad de repensar los nuevos negocios. Tenemos que ver cómo exportamos más con una tasa de cambio a $4.100, cómo generamos más empleo y hay situaciones apropiadas en este momento. Por ejemplo, también está la idea de aprovechar la digitalización o las nuevas tecnologías. Nuestros programadores pueden competir a nivel mundial.