domingo, 25 de agosto de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Colprensa

Luego de 18 horas de negociaciones entre delegados del Gobierno Nacional y los campesinos de Boyacá, los diálogos quedaron congelados debido a que los líderes del paro agrario pidieron la presencia de sus similares de Cundinamarca y Nariño.

El secretario general de la Presidencia, Aurelio Iragorri Valencia, señaló que Cesar Pachón y los demás integrantes del movimiento Dignidad Agropecuaria pidieron aplazar la firma del acuerdo en el que habían avanzado desde la mañana del sábado, hasta tanto se hicieran presentes los representantes del movimiento en Cundinamarca y Nariño.

Iragorri y el ministro de Agricultura, Francisco Estupiñán, quien también hace parte de las negociaciones en esta región del país, lamentaron que luego de los avances alcanzados, los líderes gremiales argumentarán la asistencia de delegados de los otros dos departamentos.

El gobernador de Boyacá, Juan Carlos Granados, dijo que tanto él como sus compañeros de mediación, monseñor Luis Augusto Castro y el alcalde de Tunja, Fernando Flórez Espinosa, no renunciarán al camino del diálogo. Los altos funcionarios también se mostraron dispuestos a persistir en la concertación.

"Lamentamos haber perdido esta oportunidad, luego de 18 horas, lamentamos está circunstancia. Hicimos la labor de llamar a los ministros, al secretario general de la Presidencia y al Defensor del Pueblo. Esperamos que se vuelva a generar un espacio de conversación", dijo Granados.

Frente a las consecuencias de esta suspensión, el Gobernador recalcó que el manejo del orden público está a cargo del Gobierno Nacional y que la Policía tiene el mandato de recuperar la movilidad en las vías de Boyacá y por eso invitó a los campesinos a ejercer el legítimo derecho a la protesta, sin violencia, sin bloqueos y sin afectar los derechos de los ciudadanos a la libre movilidad.

El Gobernador dijo que además de los auxilios médicos que llegarán a los hospitales, los conciliadores pidieron a la Defensoría del Pueblo poner en marcha mecanismos de verificación de las presuntas violaciones a los derechos humanos.

Todavía no se conocer una hora para el reinicio de las conversaciones entre los delegados del Gobierno Nacional y los líderes campesinos, quienes se levantaron de la mesa sobre las 3:15 de la mañana de este domingo.