el Comité dio el visto bueno, por unanimidad, de aprobar el aplazamiento de la Regla Fiscal entre 2020 y 2021

Laura Fernanda Bolaños R. - lbolaños@larepublica.com.co

Los coletazos causados por la crisis económica por el covid-19 siguen teniendo efecto en la economía del país. En esta ocasión se evidenció en la decisión del Comité Consultivo para la Regla Fiscal.

Según se dio a conocer por medio de un comunicado oficial, el Comité dio el visto bueno, por unanimidad, de aprobar el aplazamiento de la Regla Fiscal entre 2020 y 2021. Cabe recordar que el Gobierno había solicitado el concepto sobre este posibilidad, por cuenta del choque macroeconómico que experimentan la economía internacional y la nacional, lo que ha generado la necesidad de una mayor flexibilidad.

El documento establece que "aunque los parámetros que usualmente se utilizan para el cálculo del espacio fiscal contemplan un componente cíclico, la extraordinaria magnitud de los choques actuales hacen que ese componente sea insuficiente, lo que motiva la activación de la cláusula de suspensión a la que se refiere el artículo 11" de la Ley de la Regla Fiscal, en el que está contenido el mecanismo.

Medidas de este tipo han sido sugeridas por entidades internacionales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Ocde, y ya se han implementado medidas similares en países de América Latina y la Unión Europea.

En el comunicado se anuncia que esta decisión se baso en " en el compromiso del Gobierno nacional de ejecutar una política fiscal que permita retornar a la senda de déficit consistente con los parámetros establecidos en la Regla Fiscal a partir del año 2022. Para ello, el Gobierno nacional se compromete a incluir en el Marco Fiscal de Mediano Plazo los lineamientos fundamentales de la estrategia fiscal requerida a lo largo de los próximos años".

Así mismo, el Comité Consultivo estableció que entre los lineamientos de la estrategia fiscal deben incluir, entre otros, "una revisión detallada del gasto público para ajustar sus prioridades y fijar niveles agregados de gasto consistentes con los ingresos y con la senda de actividad económica. Asimismo, considera que el incremento previsto en el nivel de endeudamiento va a requerir a mediano plazo un esfuerzo mayor de la sociedad en términos de generación de ingresos tributarios".

Otras de las condiciones es que el "Comité Consultivo ejercer el papel de Comité independiente para el monitoreo de las finanzas públicas, durante el tiempo de suspensión de la Regla Fiscal"; también el Gobierno entregará informes trimestrales para detallar la evolución de agregados fiscales.

Al respecto Luis Fernando Mejía, director de Fedesarrollo, dijo que "la suspensión no es sorpresiva, si se tiene en cuenta que se espera una caída en el recaudo de $24 billones, aproximadamente 2,4% del PIB. Sin embargo, lo que sí sorprende es que se decida suspender también para el próximo año, porque todavía no sabemos el impacto de este choque en el recaudo del próximo año, eso va a depender de varios factores".

Mejía, además, señaló que "lo mas importante es que el Gobierno anuncie para donde va, que le diga a los mercados sus expectativas de déficit y qué medidas va a tomar. Al quedar sin la hoja de ruta que es la regla fiscal quedamos con incertidumbre, por eso es fundamental que, a la mayor brevedad, el Gobierno establezca para dónde vamos, cuál va a ser el impacto del choque, cuáles son las metas de déficit, de ingresos tributarios y la senda de gasto público. Todo esto se debe anclar en la política fiscal para el próximo año con metas puntuales".

Documentos adjuntos