El dato que se conocerá hoy, podría ser cercano al 3,7% según las proyecciones de 26 comisionistas de bolsa según una encuesta

Adriana Carolina Leal Acosta

En el cuarto mes del año la inflación podría haberse ubicado en un nivel cercano a 3,7% debido a fuertes presiones a la baja por cuenta de dos factores principales: el precio de la gasolina y los cánones de arriendo.

De acuerdo con el promedio dado por los comisionistas de bolsa consultados para la encuesta de expectativas de mercados financieros de Citi, la variación mensual podría haber sido de 0,32%, de modo que el IPC se habría ubicado en 3,68%.

Esto estaría dando un respiro al comportamiento del indicador, pues, cabe recordar que en marzo pasado la variación anualizada del IPC fue de 3,86%, es decir, 0,65 puntos porcentuales por encima que la reportada en el mismo periodo del año anterior, cuando fue de 3,21%.

No obstante, de ser acertada la proyección de los analistas del mercado, el IPC seguiría siendo más alto que el de abril de 2019, cuando cerró en 3,25%.

“Venimos de un marzo al alza fuerte en alimentos, con mucha especulación, pero eso se ha venido moderando y puede haber alivios en algunos productos, aunque continúa mucha incertidumbre. Otro factor que influenciaría el dato a la baja es la disminución del cobro del IVA en planes de datos móviles. En cuanto a los combustibles, las medidas del Gobierno no se materializaron plenamente, esperamos que algo de eso se siga observando”, dijo Alejandro Reyes, economista principal de Bbva Research.

LOS CONTRASTES

  • Alejandro ReyesEconomista principal de Bbva Research

    “Otro factor que influenciaría el dato del IPC de abril a la baja es la disminución del cobro del IVA en planes de datos móviles para algunas tarifas”

  • Andrés LangebaekDirector estudios económico del Grupo Bolívar

    “Las gasolineras tienen la autorización de no ajustar sus precios hasta que terminen el stock que tenían, entonces lo más posible es que ese stock haya durado hasta abril”

Y es que, según Andrés Langebaek, director ejecutivo de estudios económicos del Grupo Bolívar, aunque la determinación de reducir en $1.200 el precio de referencia de la gasolina se dio el 16 de marzo, esa disminución no se vio de manera generalizada en la práctica, “pues las gasolineras tienen la autorización de no ajustar sus precios hasta que terminen el stock que tenían, y como se está consumiendo mucho menos que lo usual, lo más posible es que ese stock haya durado hasta abril. Esta situación, entonces, sería una presión bajista de la inflación”, explicó.

El otro factor importante en la ecuación es el de los arriendos, pues según destacó Langebaek, la crisis económica ha hecho que muchas personas busquen renegociar los cánones para poder pagarlos. “Aunque eso es muy difícil de medir y ningún modelo puede predecir estas cosas, va a haber sorpresas y creemos que este también habría sido un factor bajista”, aseveró.

A esta visión se acogió Ekaterina Cuéllar, jefe de investigación económicas de Anif, quien indicó que “esperamos que en este mes haya empezado a jugar el hecho de que los hogares más vulnerables a la crisis están percibiendo menores ingresos”. Y agregó que esperan que la cifra anual ceda un poco.

“Cuando revisamos por componentes, esperamos un descenso en los alimentos, en la medida que ya no se tienen las mismas presiones que hubo en marzo cuando se declaró el aislamiento preventivo obligatorio y hubo provisión de alimentos de los hogares”, dijo Cuéllar.

Un aspecto que empujaría la cifra al alza es el incremento en el consumo de energía, según Reyes. No obstante, dijo que “hay cierta incertidumbre frente a la manera como el Dane está capturando el dato de servicios públicos, pues esa información tiende a ser muy volátil y es difícil hacer pronósticos”.

Cabe señalar que el precio de algunos alimentos importados, con el dólar caro, también influenciarían al alza, pero no en la misma dimensión que los factores a la baja. En la encuesta, la firma que dio el pronóstico más alto del IPC fue BNP Paribas, con 4,06% y la más baja Banco de Bogotá, con 3,24%.

Hay incertidumbre sobre cifra de 2020

Todos los analistas coinciden en que es complicado hacer proyecciones sobre cómo cerrará el IPC del año en medio de la incertidumbre ocasionada por la cuarentena nacional, no obstante, según las proyecciones de la encuesta de expectativas de Citi, el promedio dado por las 25 firmas participantes en este caso, fue de 3,41%. Esta cifra correspondería con el rango meta del Banco de la República, de entre 3% y 4%, pues aún con el recorte de la tasa de interés de referencia hasta 3,25% de la semana pasada, el consumo no aumentaría por la crisis.