miércoles, 23 de octubre de 2013
La República Más
  • Agregue a sus temas de interés

Juliana Ramírez Prado - jramirez@larepublica.com.co

Teniendo en cuenta que los ingresos per cápita de ciudades como Bogotá, Medellín, Cali o Barranquilla son más altos que el promedio nacional, la Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo, Fedesarrollo, propone que el salario mínimo se ajuste de acuerdo con cada departamento. Es decir, que sea regional.

Leonardo Villar, director de la entidad, explicó que “no es razonable que tengamos el mismo salario mínimo en Chocó que en Bogotá. Si lo seguimos aumentando pensando que esa es la manera de incrementar el ingreso de los trabajadores en aras de la equidad puede ser que paradójicamente se aumenten las inequidades”.

El directivo dijo que pueden crearse facultades para que los gobiernos fijen el salario mínimo de su propio departamento y manifestó que otra alternativa planteada por Fedesarrollo es que se ajuste de manera diferencial para las zonas urbanas y rurales.

El salario mínimo en Colombia representa un porcentaje alto del ingreso per cápita, ubicándose en 55% , cuando en Brasil la variable está en 33% y en Chile alcanza el 20%. Villar indicó que el salario mínimo no es el mejor elemento para redistribuir el ingreso y la idea no es aumentarlo artificialmente pues es perjudicial, sino buscar la formalización del empleo para que la mayoría de trabajadores que hoy ganan menos de un salario mínimo ($589.500) puedan acceder a él.

“Se requiere que el salario mínimo se mantenga realmente como un mínimo”, puntualizó.

Respecto al aumento del 10% que están solicitando los sindicatos, Villar resaltó que es válido, pero hay que tener en cuenta que los trabajadores sindicalizados no representan a la gran masa de personas ocupadas que están en los sectores informales. La discusión de la Comisión Tripartita, conformada por el Gobierno, los empresarios y sindicatos, arrancará el dos de diciembre.