La compañía indicó que las variables se encuentran estables.

Lina María Guevara Benavides

Luego de que la semana pasada se hablara del hallazgo de un nuevo socavón en la casa de máquinas del Proyecto Hidroeléctrico Ituango (Hidroituango), ayer Empresas Públicas de Medellín (EPM) desmintió la existencia de un nuevo hundimiento y dijo que luego de cerrarse la compuerta dos, se identificó que la misma socavación que había sido encontrada en diciembre, tenía conexión con los túneles uno y dos.

La prueba para llegar a esa conclusión fue que el flujo del aire que demanda el ingreso del agua por el túnel número uno (que está abierto) es el mismo que se está expulsando por el túnel número dos. Con ello, a la fecha, EPM concluyó que solo existe un socavón y que este ya fue reportado.

“EPM reportó al Puesto de Mando Unificado (PMU) que todas las variables se encuentran estables. Tanto los sismógrafos como el radar que mide el comportamiento externo del macizo rocoso muestran estabilidad. Así mismo, en comparación con lo registrado en el momento del cierre de la compuerta número dos, los indicadores muestran que se han reducido las vibraciones hasta en 90%”, dijo EPM.

Sobre los caudales del río Cauca, la firma explicó que están ingresando al sistema 470 metros cúbicos por segundo, de los cuales 426 se descargan por la casa de máquinas. “Esto significa que actualmente el aporte de agua al embalse es de cerca de 45 metros cúbicos por segundo y el nivel sube a razón de dos centímetros por hora. El embalse debe llegar a la cota 401 metros sobre el nivel del mar para reanudar la operación del vertedero”, agregó EPM.

Aunque la reactivación de los frentes de obra estaba preparada para hoy, dadas las condiciones de estabilidad y normalidad en el proyecto, sobre las 12:00 a.m. de ayer EPM reactivó el ingreso de los trabajadores a Hidroituango. Además, la compañía informó que avanza en otras tareas como la de rescatar especies de la fauna íctica.